María Sabina, cumpliría hoy 120 años

foto-3_copia
Desinformemonos.org

22/07/2016

Con festival de 5 días celebran hoy el natalicio de la sacerdotisa de los hongos, María Sabina, quien cumpliría 120 años, “gracias a que María Sabina se atrevió a mostrar lo que hacía, la medicina tradicional creció y tomó fuerzas” dice Floria Elvira Rojas, presidenta del Consejo Estatal de Médicos Indígenas Tradicionales del Estado de Oaxaca (CEMITO) sobre quien es considerada maestra, chamana, curandera y sabia de los hongos alucinógenos.

Para celebrar el legado dejado por María Sabina, se llevó a cabo un festival de 5 días que hoy concluyen, en Huautla de Jiménez, ubicada en las tierras altas de la Sierra Mazateca de Oaxaca, pueblo natal de la sacerdotisa de los hongos, dónde se recibieron a 40 médicas y médicos tradicionales, algunos integrantes de 20 organizaciones oaxaqueñas, entre ellas parteras tradicionales, hueseros, sobadores y hierberas para honrar a Sabina y seguir compartiendo experiencias sobre la importancia de conservar la medicina tradicional.

Autoridades del municipio informaron que dentro de las actividades que se realizan cada año para recordar a la “Mujer espíritu” se encuentran talleres de medicina tradicional, encuentro de pintoras y pintores y músicos. Entre los actos más relevantes del festival está el recorrido que sale de la casa de María Sabina hacia la iglesia de la comunidad para, posteriormente, llevar una ofrenda a la tumba de la curandera de los hongos.

En la festividad, que se realiza desde 1997, se hace un recorrido al Cerro de la Adoración, donde las y los curanderos hacen “limpias sanadoras” a todas las personas que deseen recibirla, “El fin es que se difunda esta tradición milenaria y su utilidad en la salud”, dice Miguel Carrera, director de Educación y Cultura de Huautla aunque la organización del evento está a cargo de Bernardino García Martínez, bisnieto de la legendaria curandera quien informó que las ganancias obtenidas en el festival se utilizarán para ampliar el museo creado en honor de la chamana.

María Sabina Magdalena García nació en Huautla de Jiménez, Oaxaca el 22 de julio de 1894 y murió el 22 de noviembre de 1985 en el mismo lugar. Sabina se formó como curandera y construyo habilidades, conocimientos y una sabiduría profunda en torno a los hongos alucinógenos, nativos del lugar, como elementos naturales de curación mediante su uso ceremonial.

La Mujer Huracán, así llamada por los cánticos y oraciones poéticas que la chamana ofrecia en sus ceremonias a los “niñitos” como llamaba a los hongos, fue conocida mundialmente en los años 50 por su sabiduría y se convirtió en un icono para muchas personas que compartieron con ella un proceso de sanación a través de los hongos o que supieron de ella por su legado.

La mujer exploradora, guía, maestra, diosa del hongo sagrado, curandera, chamán o Chjota Chjine (la que sabe), como ha sido nombrada, fue conocida por su conocimiento y veneración por los hongos sagrados conocidos como Teonanacatl, de la familia Psilocibe (sustancia alucinógena), a los cuales ella los llamaba también “angelitos” con los cuales ayudo a muchas personas a sanar dolencias físicas y espirituales.

Aunque se dice que los hongos alucinógenos fueron consumidos y aprovechados por indígenas mazatecos desde tiempos prehispánicos fue la Mujer Huracán quien permitió que el uso medicinal y espiritual de los hongos trascendiera fronteras y desde que la chamana vivía hasta hoy personas de distintas partes del mundo acudan al municipio oaxaqueño a conocer de la sabiduría y bondad de los hongos

El siguiente texto es parte de uno de los cantos que por largas horas Sabina ofrecía como parte del ritual a los “niñitos” a quienes solicitaba videncia y curación para quienes la visitaban y es parte del legado que a 120 años sigue sanando.

Soy mujer que mira hacia adentro
Soy mujer luz del día
Soy mujer luna
Soy mujer estrella de la mañana
Soy mujer estrella dios
Soy la mujer constelación guarache
Soy la mujer constelación bastón
Porque podemos subir al cielo
Porque soy la mujer pura
Soy la mujer del bien
porque puedo entrar y salir del reino de la muerte.

Soy una mujer sin sangre
El pájaro me roba la sangre
El libro abierto me roba la sangre
El agua me roba la sangre
El aire me roba la sangre
La flor me roba la sangre
Me conocen los santos del cielo y los ángeles
Dios me conoce
El corazón de la Santísima Madre de Cristo
El corazón de Nuestro Señor Jesucristo.

Soy una mujer que llora
Soy una mujer que escupe
Soy una mujer que ya no da leche
Soy una mujer que habla
Soy una mujer que grita
Soy una mujer que da la vida
Soy una mujer que ya no pare
Soy una mujer que flota sobre las aguas
Soy una mujer que vuela por los aires.

Soy una mujer que ve en la tiniebla
Soy una mujer que palpa la gota de rocío posada sobre la yerba
Soy una mujer hecha de polvo y vino aguado
Soy una mujer que sueña mientras la atropella el hombre
Soy una mujer que siempre vuelve a ser atropellada
Soy una mujer que no tiene fuerza para levantar una aguja
Soy una mujer condenada a muerte
Soy una mujer de inclinaciones sencillas
Soy una mujer que cría víboras y gorriones en el escote
Soy una mujer que cría salamandras y helechos en el sobaco
Soy una mujer que cría musgo en el pecho y en el vientre
Soy una mujer a la que nadie besó jamás con entusiasmo
Soy una mujer que esconde pistolas y rifles en las arrugas de la nuca.

Soy mujer que hace tronar
Soy mujer que hace soñar
Soy mujer araría, mujer chuparrosa
Soy mujer águila, mujer águila dueña
Soy mujer que gira porque soy mujer remolino
Soy mujer de un lugar encantado, sagrado
Porque soy mujer aerolito.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

sabina-02a.jpg

Sus padres fueron María Concepción y Crisanto Feliciano. Desde los 3 años de edad quedó huérfana de padre. Se creó con los abuelos maternos junto con su madre y su hermana menor María Ana. Durante su dura infancia ayudaba a la cría de gusanos de seda, de pollos, de cabras, siembra del maíz y del frijol. Aprendió a coser, lavar, barrer, hacer tortillas. A los 14 años, su madre la dio en matrimonio a Serapio Martínez, según la costumbre de la época.
Al nacer su primer hijo, Serapio se fue a la revolución y después de un tiempo regresó. Tuvo tres hijos y quedó viuda después de seis años. Para sobrevivir y mantener a su madre y a sus hijos, trabajó en el campo y en la venta ambulante. Viuda por segunda vez, se dedicó totalmente a la curación por medio de los hongos, o niños santos como ella los llamaba.

María Sabina decía: “los niños santos curan las llagas, las heridas del espíritu. Los niños se toman de noche; para esto se celebra la velada frente a imágenes de santos de la iglesia. Soy sabia, curo con lenguaje”.

María acompañaba sus curaciones con cultos cuyo origen ella misma desconocía. El abuelo y el bisabuelo de María Sabina fueron notables chamanes, también su tía y tío abuelos.

En junio de 1955, R. Gordon Wasson, investigador etnomicólogo asistió por primera vez a una velada cantada por María Sabina en Huautla, y a invitación de ella ingirió los hongos divinos y quedó pasmado. El es el autor, junto con su esposa, del libro Mushrooms, Russia and history y de varios artículos científicos sobre los hongos alucinógenos. Esto provocó que la prensa vulgarizara la noticia y con ello la invasión de hippies a las montañas oaxaqueñas. Al final de su vida María Sabina lamentó la pérdida definitiva del poder divino de los hongos. María murió muy pobre y enferma a la edad de 91 años.

Huautlaoaxaca.wordpress.com

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

16 LEGENDARIAS PERSONALIDADES QUE VISITARON A MARÍA SABINA

masdemx

Poco se ha profundizado sobre la chamana María Sabina y su fascinante don para mirar el “estado interno” de las personas. A manera de gurú cósmico, Sabina, la “sabia de los hongos”,  poseía una inquebrantable fuerza para guiar a viajeros (que así lo necesitaban) entre realidades fantásticas temporales, mismas a las que tenía acceso a través de sus “niñitos” o “santitos”: los hongos. Sabina no hablaba español sino mazateco, sin embargo en ninguna de las ocasiones fue impedimento para que se comunicase con sus pacientes.

maria sabina y robert wassonmaria sabina y robert wasson

Entre los años 50 y 70’s, las voces de movimientos contraculturales que germinaron a partir de las secuelas de guerra, se arriesgaron a ir más allá de su realidad. Incluso más allá de sus conciencias. Tomando como punto de partida los estudios neurocientíficos que figuras como Hofmann o Tim Leary realizaron con el uso de sustancias psicodélicas, el consumo de hongos alucinógenos –especialmente en México– se acrecentó exponencialmente con la llegada a sierras mexicanas de artistas, poetas, escritores, antropólogos, cineastas, turistas, curiosos y un puñado más de vagabundos en sus búsquedas introspectivas para consumir a esos “niños santos” visionarios de los que tanto se hablaba en libros y publicaciones.

maria sabina-

Para sorpresa de los mazatecos de la sierra de Oaxaca, una de sus chamanas, María Sabina Magdalena García, había sido encomendada para modular el viaje introspectivo y sensorial de Robert Gordon Wasson, escritor, micólogo y banquero; una figura clave en la viralización a nivel mundial de la figura de María Sabina, su ubicación, sus métodos de sanación y sus dones portentosos.

A excepción de Gordon Wasson y los científicos Roger Heim y Albert Hofmann –3 figuras cruciales en la develación del uso sanador y terapéutico de los hongos alucinógenos–, no se tiene la cereza de quienes realmente fueron aquellas personalidades famosas que visitaron a María Sabina, quizás la promotora chamánica más famosa de todos los tiempos.

Pero aún así se conocen historias que, deambulando en forma de mito, nos advierten la alta probabilidad de que los siguientes personajes hubiesen consumido  a  teonanácatl, la “carne de Dios” de la mano de la gurú María Sabina:

 

Robert Gordon Wasson

gordon wasson y maria sabinagordon wasson y maria sabina

A través del reportaje de Robert Graves, publicado en el periódico Ciba neoyorkino, Gordon Wasson se entera de la cultura de los hongos mexicanos y se aventura junto con su esposa a una “vigilia nocturna” guiada por María Sabina, en la sierra mazateca. De esta experiencia se tomaron fotografías y se grabaron cintas magnetofónicas, además de publicarse su legendario reportaje en la revista Life y su libro El hongo maravilloso: Teonanácatl. Micolatría en Mesoamérica, materiales con los que se ha confirmado dicha visita.

 

Albert Hofmann

Albert hofmannAlbert hofmann

El químico suizo y padre del LSD, Hofmann realizó en conjunto a Richard Evans Schultes una especie de catálogo titulado Plants of the Gods. En él se clasifican la mayoría de plantas alucinógenas que encuentras en todo el mundo –aunque con mayor acentuación las encontradas en México. Se sabe que fue un 11 de octubre de 1962 que el Dr. Hofmann visitó a María Sabina para darle 30 mg de psilocibina sintética a ella, a su hija y a otro chamán mazateca, con la esperanza de que los expertos aprobaran su nuevo fármaco basado en esta sustancia.

 

Roger Heim

roger heimroger heim

Se sabe de la visita a Huautla de este micólogo francés por esta fotografía donde aparece con Wasson, y porque este último lo confirma así en sus escritos. Heim que en ese entonces era director del Laboratorio de Criptogramia del Museo de Historia Natural de París, poseía en su laboratorio una gama de hongos, los cuales fueron enviados al Dr. Hofmann y gracias a ello aislar los principios activos: la psilocibina y la psilocina. A través de sus escritos Heim nos confirma la “personalidad poderosa” de María Sabina.

 

Aldous Huxley

Los apuntes del escritor Aldous Huxley sobre su experimentación con mezcalina y psicloscibina son de los más importantes que se han develado en el mundo. Sin embargo, de lo poco que se sabe,  Huxley visitó México en los años 30’s con un propósito meramente social, influenciado por la teoría de su entrañable amigo el escritor D. H. Lawrence. Huxley viajó a Oaxaca y a otras ciudades de Centroamérica para corroborar si la solución a la decadente moral europea de la época, como advertía Lawrence, estaba en regresar a las costumbres primarias del hombre, con valores alternativos como los que profesaban los pueblos indígenas mexicanos. En los años 60’s –y poco antes de su muerte– hizo otra visita a México en la que se cree pudo haber conocido a María Sabina.

 

Timothy Leary

timothy learytimothy leary

Escritor, psicólogo y gurú de la conciencia y la psicodelia. Tim Leary fue en su momento catalogado por Richard Nixon como “el hombre más peligroso del mundo”, debido a su perseverante trabajo para propagar el consumo de sustancias psicodélicas en el mundo. Existen escritos –todos ellos dentro de libros y afirmaciones de autores distintos– que nos dicen que en el año 1961, el Dr. Leary fue a la sierra mazateca, comió hongos sagrados –bajo los cuales, según Leary, descifró la “piedra Rosetta de la consciencia”– de la mano de la chamana Sabina y desde aquél día se empeñó en fundar una nueva religión basada en la espiritualidad del reino fungi.

 

Walt Disney

walt disneywalt disney

Aunque es un vago rumor que se ha transmitió de boca en boca, se sabe que el animador estadounidense Walt Disney visitó un par de veces a María Sabina y que fue gracias a ella y sus revelaciones que conjeturó su cine de fantasía. También hay quienes afirman que fue Walt Disney quién construyó la pista de aterrizaje más cercana a Huautla, para así evitar las 10 horas de camino desde la ciudad de Oaxaca. Pero otra leyenda asegura que en realidad la construyó el multimillonario Howard Hughes.

 

Alejandro Jodorowsky

JodorowskyJodorowsky

En muchas ocasiones, Jodorowsky ha hecho referencia a María Sabina. Al respecto dijo: “En verdad nunca me propuse buscar a «la Abuelita». Fue ella quien me buscó. Al mismo tiempo que preparaba mi película La montaña sagrada, yo había creado un espectáculo de títeres Manos arriba que mostraba las visiones que producía un alucinógeno llamado Semilla de la Virgen, ololiuhqui en náhuatl, «cosa redonda», LSD natural que los toltecas y aztecas consideraban una divinidad y al que rendían culto”. Según Jodorowsky, su amigo el pintor Francisco Fierro, le trajo un regalo que le mandaba la curandera desde Huautla: se trataba de seis parejas de hongos. Le decía Fierro: “ella te vio en sueños. Parece que vas a realizar una obra que ayudará a que los valores de nuestro país se reconozcan en el mundo”.

 

Fernando Benitez

Uno de los antropólogos más sofisticados que ha tenido México es sin duda Benítez, también periodista cultural y cronista. Su libro Los indios de México, refiere en uno de sus capítulos a la cultura mazateca, y a su trabajo de campo de la mano de los hongos y de personajes como María Sabina, entre otros oriundos de la región.

 

Bruce Conner

bruce connerbruce conner

Pionero del cine underground y experimental. Esperando que en América estallara un desastre nuclear, Conner, junto a Tim Leary, se trasladó a México en 1962 donde pasó su tiempo buscando hongos alucinógenos en Huautla de Jiménez, aunque no se sabe con certeza si fue María Sabina quien le instruyó en su camino. De esta visita se grabaron algunos videoclips que más tarde revelaría bajo su muestra Looking for mushrooms.

 

John Lennon

john lennon timothy learyjohn lennon timothy leary

Una visita de la que tampoco se tiene la certeza –e inclusive existen varias versiones sobre Lennon en busca de Sabina. La primera es contada por Álvaro Estrada en su libro Vida de María Sabina, en un fragmento nos dice: “En el verano de 1969 hubo fuertes rumores sobre la llegada de un avión Cessna en el que habrían aterrizado Carlos Ávila Camacho, John Lennon, George Harrison y una antropóloga llamada Brenda. Supuestamente se hospedaron en la Posada Rosada, fumaron marihuana y salieron a buscar a María Sabina. Ella no quiso desvelarse con ellos porque se encontraba agotada y los citó a la noche siguiente. Como las estrellas no quisieron esperar, fueron a dar con otra chamana, Josefina Terán, quien les organizó un “viaje” a cambio de unos pesos. Se supone también que en el transcurso de la misma, John Lennon se malviajó y salió de la choza gritando: No permitiré que me maten.”

Otra leyenda se ha hecho correr afirmando que la misma María Sabina, había pronunciado lo siguiente: “En una ocasión vinieron a mí un señor rubio y una señora de aspecto oriental, me pidieron un ‘viaje’ a lo cual accedí, nos pusimos en trance durante algunas horas y después de la meditación, él se me acercó y me dijo en perfecto español ‘Gracias, he visto mi muerte en este viaje’, me escribió una nota y encima dejó algunos dólares en la mesa”.

 

Mick Jagger, Bob Dylan, Peter Townshend y Jim Morrison

artistas que visitaron a maria sabinaartistas que visitaron a maria sabina

De The Rolling Stones a The Who y de Dylan a The Doors. De estas cuatro personalidades de la música no se tiene ni un solo dato o información verídica de su visita a Oaxaca para consumir hongos, mucho menos de haber estado con María Sabina. Sin embargo, la leyenda se argumenta, de boca en boca, gracias a los mitos que se han hecho saber en el pueblo de Huautla sobre personajes muy parecidos a los mencionados que entre los años 1968 y 1971 –el boom del consumo de hongos– se les vio merodear por la zona.

 

Jacobo Grinberg Zylberbaum

Jacobo Grinberg ZylberbaumJacobo Grinberg Zylberbaum

En su libro Los chamanes de México, el psicólogo mexicano Jacobo Grinberg Zylberbaum nos relata sus experiencias por México de la mano de los hombres y mujeres de conocimiento. Entre estos relatos se encuentra el de su visita a Huata con María Sabina que, aunque no fue agradable sino más bien “terrible”, al respecto escribió: “Tardé varios años en entender apreciar mi experiencia. María Sabina me había mostrado uno de mis refugios emocionales, mi incapacidad para vivir en el presente y mi tendencia a huir de la realidad para guarecerme en una estructura de comodidad. Le agradezco mi terrible enseñanza”.

 

Carlos Castaneda
carlos castanedacarlos castaneda

Hubo quienes alguna vez mencionaron que el personaje de “Don Juan” de Carlos Castaneda era en realidad una fusión fantástica entre la figura de María Sabina y un chaman que conoció Castaneda de nombre Salvador López. Ésta, y las afirmaciones del mismo autor de Las enseñanzas de Don Juan, han confirmado que el escritor efectivamente había conocido a Sabina. En 1963, Castaneda intentó formar parte del círculo de discípulos del Dr. Leary que en aquel entonces se reunían en Zihuatanejo, México. En una de sus cartas a Leary, Castaneda le advirtió que esa mujer “me ofreció compartir algunos de sus secretos contigo”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s