Maestros mexicanos en lucha

cencos22oaxaca.org

Oaxaca de Juárez, Ciudad de la resistencia, Mayo del 2016.

PADRES Y MADRES DE FAMILIA.

Reciban un saludo y un afectuoso abrazo de parte de los maestros de tu hijo, que hoy en día están siendo sitiados por los intereses mezquinos de quienes ostentan el poder económico y político.

Entre tantas situaciones que quisiéramos dialogar contigo, hemos escogido una, saber la razón por la cual te muestras apático e indiferente en referencia a la educación y futuro de tu hijo que se encuentran seriamente amenazados. Posiblemente sea el resultado del desprestigio que se han encargado de hacer algunos medios de comunicación como TV AZTECA y TELEVISA, entre otros, que se han atrevido a etiquetarnos como flojos, sin vergüenzas, hasta como personas de alta peligrosidad, y nos preocupa que tú como padre o madre de familia, creas estas canalladas que han vociferado en todo momento. Sin embargo el tiempo que hemos compartido como maestro y padre de familia en tu comunidad o pueblo dice todo lo contrario, tú nos conoces y sabes que nuestro trabajo consiste en proporcionarle a tus hijos las mejores estrategias para que tu pequeño hijo tenga las herramientas necesarias que le puedan permitir enfrentar como futuro profesionista esta vida que seguramente lo estará esperando para derribarlo en la primera oportunidad que se tenga.

Es esto a lo que le teme el gobierno, que en un futuro no muy lejano, encuentre jóvenes que piensen, que decidan, y sobre todo que sean conscientes de las verdaderas necesidades y carencias que tienen en sus comunidades, en otras palabras que sean ellos quienes abanderen lo que es mejor para sus pueblos.

A parte del desprestigio hacia el maestro,tal vez también te has enterado, que ha entrado en vigor una ley que han denominado REFORMA EDUCATIVA, esa ley que es aplaudida por los ricos comerciantes porque saben que lo que ahí se propone es formar niños, jóvenes y adultos que sirvan como “peones profesionales” que estén laborando en las condiciones que el patrón quiera.

Estamos seguros también que ya tienes conocimiento, que de ahora en adelante con esta reforma, los únicos responsables de la mejora y mantenimiento de la escuela serás tú, junto con los padres de los compañeros de tus hijos.

Es cierto que ya anteriormente lo han hecho, pero hoy se formaliza. A nosotros los maestros, nos han querido someter a un “examen”, para que exista el pretexto de quitarnos nuestro trabajo y dejar a nuestras familias en el desamparo, porque has de saber que también nosotros somos padres de familias que al igual que tú tenemos a nuestros hijos, o bien seamos cómplices de guiar a tus hijos por el camino de la obediencia y el silencio.

Los maestros creemos que la mejor evaluación que podemos tener es la satisfacción y reconocimiento de nuestros propios padres de familia, son ustedes quienes aplauden nuestros triunfos, y señalan nuestros errores.

Ante todo esto puedo entender tu preocupación, de que tu hijo pierda días de clases, sin embargo es preferible perder unos días a perder para siempre los derechos a una educación pública gratuita que forme a tu hijo conscientemente, porque has de saber que los maestros, los verdaderos maestros tenemos dignidad, conciencia social y valor civil, por eso salimos a las calles a protestar en la exigencia del respeto a la educación de tu hijo y de nuestro trabajo.

Espero que en un futuro no muy lejano, tengamos la oportunidad de platicar y ponernos de acuerdo en la manera que podemos unir nuestros esfuerzos para ayudar a tu pequeño hijo. Nos dio mucho gusto saludarte,esperamos no haber ofendido tu sensibilidad, y ojala más adelante te unas a nuestra lucha en la exigencia de una educación pública y gratuita con mejores escuelas para tu hijo. Estamos seguros que él llegara a ser motivo de orgullo para ti, un mexicano valiente, que también sabrá exigir y defender sus derechos como su padre.

A T E N T A M E N T E:

LOS MAESTROS DE TUS HIJOS

La CNTE en sus primeros 36 años de vida

 jornada.unam.mx
Luis Hernández Navarro
Este 17 y 18 de diciembre (del 2015) la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) cumplió 36 años de vida. Fue fundada no en la ciudad de México, sino en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. No nació como organización de activistas o de corrientes sindicales, sino como verdadera coordinación emergente de maestros de base en lucha de varios estados.

Los contingentes que le dieron vida provenían de Chiapas, Tabasco, La Laguna y Guerrero. Más adelante se agregaron masivamente trabajadores de la educación de Oaxaca, Morelos, Hidalgo y Michoacán.

A lo largo de estos 36 años, la CNTE ha tratado o visto pasar a siete presidentes de la República, 16 secretarios de Gobernación y 11 secretarios de Educación Pública, además de innumerables gobernadores. Algunos intentaron acabar con la coordinadora, otros quisieron ningunearla pero, al final de cuentas, casi todos tuvieron que sentarse a negociar con ella.

Desde su fundación, la coordinadora buscó democratizar el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Sin dar cuartel, se ha enfrentado con dos caciques: el profesor y licenciado Carlos Jonguitud Barrios, que estuvo al frente del organismo 15 años) y la maestra Elba Esther Gordillo, quien lo controló durante casi 24. Ambos pretendieron aniquilar a la disidencia magisterial por todos los medios posibles, incluyendo la violencia física. Les llamabanenanos celosos de la estatura de Jonguitud y lindezas por el estilo. Fracasaron.

Una parte muy importante de los líderes que dieron nacimiento a la CNTE tenían en 1979 menos de 30 años. La mayoría eran normalistas (muchos rurales), habían estudiado en los cursos de verano de la Normal Superior, y no pocos tenían licenciaturas universitarias. Varios habían desarrollado previamente militancia política de izquierda.

La CNTE nació y echó raíces en estados con importante población rural, y, en muchos casos, indígena. Los maestros que le dieron vida desarrollaron su práctica docente en regiones asoladas por la pobreza, la marginación y la discriminación étnica. Buen número de ellos provenía de esa realidad. Con mucha frecuencia se convirtieron en los intelectuales orgánicos de las comunidades.

Se entabló así una abigarrada y estrecha relación entre trabajadores de la educación, padres de familia humildes y regiones enteras del país, que, con altas y bajas, se ha mantenido hasta nuestros días. En varias entidades esos maestros han encabezado la lucha por proporcionar a los estudiantes provenientes de familias de menores ingresos desayunos calientes, uniformes y útiles escolares, al tiempo que gestionan la mejoría y el equipamiento de sus escuelas.

La coordinadora acordó tres grandes ejes de acción que guían su lucha: democratizar el sindicato, democratizar la educación y democratizar el país.

Desde su nacimiento, los integrantes de la CNTE han tomado las decisiones fundamentales de su movimiento y nombrado a sus representantes en asambleas representativas y de base. Su funcionamiento se caracteriza por una amplia participación de los maestros de banquillo. Esa práctica, junto con la descentralización del movimiento, ha hecho muy difícil que sus dirigentes sean cooptados por la autoridad o por el SNTE.

 

Por supuesto, ha habido casos en los que sus líderes se han corrompido o pasado a las filas del charrismo. Así sucedió en 1989, cuando Elba Esther Gordillo fue impuesta por Carlos Salinas como dirigente nacional del SNTE, o cuando en 2006, el gobierno de Vicente Fox sobornó a Enrique Rueda, secretario general de la sección 22 de Oaxaca, en plena sublevación popular. Lo relevante de estos ejemplos es que a pesar de las traiciones, el movimiento nombró nuevos dirigentes y siguió adelante.

Todos los dirigentes nacionales de la CNTE son simultáneamente representantes de sus estados. Cuando su mandato local termina, dejan de ser líderes nacionales. Existe una rotación muy intensa de sus mandos. Incluso sus voceros duran muy poco tiempo en el cargo. En la coordinadora no hay líderes morales, por más que se aprecie y reconozca el compromiso y la trayectoria de muchos de sus cuadros históricos.

Los militantes de la coordinadora no disfrutan de privilegio alguno. No reciben compensación económica por su trabajo sindical. Con frecuencia deben aportar sus propios recursos para actividades gremiales y políticas. Aunque hay excepciones, desempeñan el cargo por convicción. A pesar de la presencia social que muchos de ellos tienen, es poco frecuente (aunque no inexistente) que se conviertan en diputados o que ocupen cargos de representación popular. Quienes lo han hecho, llegan a esas posiciones sólo después de terminar su encomienda sindical.

Desde hace más de 30 años, la CNTE ha elaborado propuestas de educación alternativa desde la realidad socio-económica y cultural en que sus integrantes laboran (véase:http://goo.gl/tE3AQE). Muchos de sus integrantes son profesores altamente calificados, con estudios de posgrado.

Esta breve historia (que puede verse en detalle en http://goo.gl/1uauz9),muestra lo profundamente equivocada de la estrategia para imponer la reforma educativa del secretario de Educación, Aurelio Nuño. Pareciera que el funcionario no tiene idea de la naturaleza del movimiento al que se está enfrentando, y que da por buena la caricatura que se ha hecho de ella en medios de comunicación. La coordinadora tiene historia, temple, tradición, arraigo en el magisterio, aliados entre los padres de familia, propuesta, cuadros y liderazgo.

Pese al encarcelamiento de algunos de sus integrantes, del uso de la fuerza pública en su contra y del asesinato de David Gemayel Ruiz, la fuerza de la coordinadora es hoy mucho mayor que hace tres años. La forma en que se trató de realizar la evaluación al desempeño docente provocó que sus simpatizantes aumentaran.

A 36 años de su nacimiento, con la amenaza de desprofesionalizar a los docentes y privatizar la educación pública, la insurgencia magisterial está más vigente que nunca.

Twitter: @lhan55

 

Una evaluación “histórica”

2 diciembre, 2015

cq5dam.thumbnail.624.351
Por: Luis Hernández Navarro
El pasado 28 de noviembre tembló en Oaxaca. A las 12:20 horas la tierra comenzó a moverse. En las instalaciones de la ciudad administrativa maestros de la entidad de diversas instituciones educativas se evaluaban. La magnitud del sismo fue de 4.6 grados. Los profesores no fueron desalojados. La prueba siguió. Fue entonces cuando, en plena sacudida, un grupo de docentes del área de educación medida superior reinterpretó a su manera el Dios nunca muere, de su paisano Macedonio Alcalá, alzó las manos y exclamó: ¡Dios está con la CNTE!

Ése no fue el único sismo que sacudió a Oaxaca ese día. Varios otros, provocados por la inconformidad magisterial, zarandearon el estado. Muchos se suscitaron dentro de la misma ciudad administrativa, donde supuestamente se encontraban los maestros que estaban de acuerdo con la evaluación. Los docentes de uno de los subsistemas educativos se quitaron los suéteres y mostraron una playera blanca con un letrero que decía: Vengo bajo protesta y obligado, si no me corren.

Las expresiones de descontento de los profesores convencidos con la evaluación, que laboran en los planteles del Colegio de Bachilleres o del Centro de Estudios Tecnológicos o en los del Colegio de Educación Profesional Técnica, y que no pertenecen a la sección 22, habían comenzado horas antes.

En plena madrugada, emulando lo que en 1968 fue la manifestación de los trabajadores al servicio del Estado organizada para desagraviar a Gustavo Díaz Ordaz, nada más bajarse de los autobuses que los trasladaron a la ciudad administrativa y cruzar el cerco de la Policía Federal, los docentes comenzaron a gritar ¡Beee!, ¡beee!, ¡beee! ¡Ya llegamos! ¡Somos los borregos! ¡Venimos obligados! Otros alzaron el puño y dijeron Nos obligaron a venir, o Si yo fuera CNTE y mi sindicato me respaldara no estaría aquí.

Su malestar se hizo sentir, también, en pequeños actos simbólicos, como negarse a comenzar el examen a las siete de la mañana, como querían las autoridades, porque la convocatoria estipulaba que el inicio era a las ocho. O no probar los desayunos que les ofrecieron y rechazar llevarse a su casa la comida que sobró.

La realización de la evaluación estuvo llena de anormalidades. Decenas de supuestos maestros, en realidad cachirules, desconocidos para sus compañeros, fueron colados para que en las fotos distribuidas en los boletines oficiales los salones aparecieran llenos de profesores haciendo la prueba. Muchos eran empleados del gobierno del estado, a los que amenazaron con el despido si no cooperaban. Otros eran, simple y llanamente, miembros de las juventudes del PRI.

A trasmano, a varios profesores se les dijo que no debían preocuparse, porque el resultado del examen no tendría consecuencias para ellos. Los examinadores del Ceneval permitieron que grupos de docentes respondieran el cuestionario en colectivo. Más tarde, la segunda etapa de la prueba programada para ese día fue suspendida.

El número final de maestros de educación básica de la sección 22 que se evaluaron fue muy pequeño. Quienes lo hicieron se presentaron por miedo, no por convicción. Para variar, como lo han hecho en todo el país, las autoridades manipularon las cifras. ¡Y ni siquiera se pusieron de acuerdo entre ellas! Según el secretario Aurelio Nuño los examinados fueron 2 mil 635, y de acuerdo con Gabino Cué alcanzaron 2 mil 981.

De ese número hay que descontar a los profesores de bachilleratos generales y técnicos, a los aspirantes a nuevo ingreso y a los afiliados de la sección 59, formada por Elba Esther Gordillo y el ex gobernador Ulises Ruiz para dividir a la 22. Es decir, la inmensa mayoría.

Para tratar de ocultar el fracaso de su estrategia, las autoridades no permitieron el acceso de la prensa durante la jornada de evaluación y tampoco estuvieron presentes testigos. Sin embargo, decenas de testimonios sobre lo sucedido ese día en la ciudad administrativa circulan en redes sociales o han sido narrados por otras vías con la petición de que no se incluya el nombre de quien lo brinda.

Ese 28 de noviembre tembló también fuera de la ciudad administrativa. A pesar del enorme despliegue policiaco y la campaña previa de amedrentamiento, más de 20 mil maestros marcharon con la consigna: El examen punitivo murió, en Oaxaca se enterró! Tenían tras de sí a una dirección unificada y el respaldo de sus líderes históricos.

Con rabia y prudencia, sorteando la labor de los provocadores, lograron replegar cuatro cercos policiales. Ni los toletes ni los gases lacrimógenos los atemorizaron. De manera simultánea, otras movilizaciones se realizaron en diversos puntos del estado. Un día después, los trabajadores de la educación y sectores populares volvieron a tomar las calles de la ciudad de Oaxaca.

Como lo hizo con sus anteriores descalabros, y como si viviera en otro país, la SEP declaró que la evaluación en Oaxaca había sido histórica. Y Aurelio Nuño, titular de la dependencia, añadió: Lo más importante es que tuvimos una participación de los profesores de Oaxaca que poco a poco se empiezan a sacudir las presiones y el yugo que ejercía esta sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y se van sumando a la reforma educativa por el bien de la educación de los niños y de las niñas de México.

Así se las gasta la SEP. Aunque luego sus mentiras queden en evidencia. Así sucedió con el fracaso de la evaluación el pasado 17 de noviembre en Durango, Tlaxcala, Sonora, Zacatecas y Morelos. Allí se vio obligada a separar de sus cargos a sus delegados en esas entidades. No advirtieron a la SEP sobre las condiciones en que iba a aplicar la evaluación de desempeño y las dificultades de la misma; así como sobre la inconformidad magisterial por la reforma educativa y la evaluación docente, señala una nota deReforma(http://goo.gl/2G61Me). ¿Hará ahora lo mismo la secretaría con Moisés Robles, el policía que puso al frente del Ieepo?

¿Histórica la evaluación oaxaqueña? Sí, si le tomamos la palabra a Arturo Cano, quien escribió en su cuenta de Twitter: La evaluación docente fue un éxito. Sólo requirieron 3.3 policías por cada maestro que presentó el examen.

Twitter: @lhan55

 

Conoces la historia de la Coordinadora?

cnteseccion9.wordpress.com

Pedro Hernández Morales

BREVE  RECUENTO HISTÓRICO.

La Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) surgió de la inconformidad existente en el magisterio nacional por la antidemocracia en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la precaria situación económica y laboral de los trabajadores de la educación del país. Desde su nacimiento, en el estado de Chiapas, el 17 y 18 de diciembre de 1979, ha abanderado las demandas históricas de  aumento salarial y democracia sindical, manteniendo hasta la fecha sus objetivos fundamentales: La democratización del país, la democratización del SNTE y  la democratización de la educación.

La lucha histórica de la CNTE en más de tres décadas, ha permitido coordinar  de manera ininterrumpida las sucesivas oleadas de lucha, darle un carácter nacional al movimiento democrático magisterial, destacándose las siguientes etapas:

De 1979 a 1983, donde participan activamente contingentes de Tabasco, Chiapas, la Montaña de Guerrero, La Laguna, Michoacán, Oaxaca, Morelos, Puebla, Valle de México, Hidalgo, DF, Sinaloa, Baja California, Sonora, Monterrey y Yucatán. Esta etapa es de formación de Consejos Centrales de Lucha, Bloques de Delegaciones y Comités Ejecutivos Seccionales: se logra la consolidación de la democracia en las secciones y delegaciones conquistadas por la CNTE, regularización de la vida sindical en algunas secciones, con acciones contundentes como paros, plantones, caravanas y manifestaciones en los estados y en la Ciudad de México.

De 1984 a 1988. Es un periodo de repliegue y reflujo, resultado de la dura represión del gobierno y de la Secretaría de Educación Pública, apoyados por el corporativismo sindical, sobrevino un período de desarticulación del movimiento magisterial, aún así, la CNTE fue, en ese período, el principal referente de la resistencia social. La sección 22 de Oaxaca se mantuvo en movilización exigiendo su congreso para renovar a su dirigencia.

Las jornadas de abril-junio de 1989, dejaron un precedente histórico, no sólo por su magnitud (más de 500,000 trabajadores movilizados de 27 secciones del SNTE) sino también por sus logros: se rompió el tope del 10% de incremento salarial, hasta alcanzar el 25%; se logró la conquista de los Comités Ejecutivos Seccionales de Oaxaca, Chiapas, y la sección IX del Distrito Federal, así como significativos avances en Guerrero, Michoacán y otros estados. Se derrocó al grupo “Vanguardia Revolucionaria” y al nefasto Carlos Jonguitud Barrios que se habían apoderado del SNTE.

1989 a 2009.  Ante la caída de Jonguitud Barrios y con el apoyo del gobierno de Salinas de Gortari, Elba Esther Gordillo Morales, toma el control del sindicato y apoya las políticas neoliberales en educación, seguridad social y en lo laboral. Hay resistencia en varios estados, sin embargo se estanca el avance democrático.

De 2009 a la actualidad. La Coordinadora ha dado luchas importantes contra la descentralización educativa, las reformas al Artículo 3º Constitucional, las reformas neoliberales a la educación básica, contra la reforma a Ley del ISSSTE que desmantela la seguridad social y la Alianza por la Calidad de la Educación firmada por Elba Esther Gordillo y Felipe Calderón en el 2008. Ha habido en ese lapso etapas de auge, de repliegue, de estancamiento,  pero a pesar de ello no ha dejado de luchar por sus objetivos centrales.

En diciembre del 2009 realiza su X Congreso Nacional que marca nuevos desafíos y para mayo del 2010 realiza su IV Congreso Nacional de Educación Alternativa que significa un parteaguas en la consolidación de su Proyecto de Educación Alternativa.

ESTRATEGIA DE LUCHA

La Coordinadora se fijo como estrategia de lucha la democratización del SNTE. Para lograrlo promueve la discusión y la toma de decisiones desde los centros de trabajo y las asambleas regionales y estatales, constituye instancias representativas fuera de los estatutos verticales del SNTE y lucha por ganar la representación sindical de los trabajadores en la estructura estatuaria.

Lucha por democratizar la educación. Para lograrlo fomenta la crítica y el análisis de las políticas educativas gubernamentales así como la elaboración de alternativas en la  educación y en la formación docente,  promoviendo la construcción del Proyecto de Educación Alternativa.

También lucha por democratizar el país, por ello, participa en la más amplia convergencia con los demás sectores de trabajadores del país  y en la  lucha cotidiana contra los estragos de la explotación.

LA DELINCUENCIA SINDICAL ORGANIZADA: EL CARTEL DEL SNTE.

El cartel que controla el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y que encabeza Elba Esther Gordillo Morales,  es una de las más destacadas expresiones de lo que sin duda se puede llamar la “delincuencia sindical organizada” que hipoteca la construcción de la democracia sindical y del país, obstruye el desarrollo de la educación pública y una auténtica formación científica y de calidad de los alumnos.

Este cartel se mantiene gracias al apoyo, protección y promoción del gobierno federal, de la Secretaría de Educación Pública, de gobiernos estatales y de diversas dependencias gubernamentales. A su vez, el conjunto de carteles de la delincuencia sindical organizada, destacadamente el SNTE, actúa como una corporación de protección política del aparato gobernante, panista o priista, para defenderlo de la movilización de los trabajadores y evitar su organización autentica, democrática e independiente, y facilitar así la aplicación  de sus políticas privatizadoras y neoliberales.

Los ejemplos de este actuar son conocidos y saltan a la vista:

  • Imposición de representantes sindicales ajenos a la base trabajadora en las sección 3 de Baja California Sur, 7 de Chiapas y en la Sección 9 del DF;  represión y abuso en la Sección 19 de Morelos.
  • Persecución, hostigamiento, intimidación, represión en todas sus manifestaciones a maestros democráticos.
  • Antidemocracia en todos los órganos de gobierno sindical y un control unipersonal de Elba Esther Gordillo Morales en el SNTE durante los últimos 22 años.
  • Enriquecimiento ilícito de Elba Esther Gordillo y dispendio de las cuotas sindicales.
  • Uso de la estructura sindical para fines partidistas y electorales; creación de un partido político a su servicio, el Partido Nueva Alianza.
  • Imposición de programas, acuerdos y alianzas perversas, entre las que  destacan el Acuerdo Nacional para la Modernización en la Educación Básica (ANMEB), Programa Escuelas de Calidad (PEC), Programa de Carrera Magisterial (CM), Compromiso Social para la Calidad de la Educación (CSCE) y recientemente la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), en detrimento de los derechos laborales, económicos, asistenciales y laborales de los Trabajadores de la Educación.
  • En suma, su complicidad en el fracaso de las políticas educativas y el desmantelamiento  de la Educación Pública.
  • La disminución de los derechos laborales y complicidad con la flexibilización laboral en el magisterio (Jornada ampliada, escuelas de tiempo completo)
  • Elba Esther Gordillo Morales ha sido cómplice del gobierno en turno sin importar el partido político, (4 presidentes, 2 priistas y 2 panista; 9 secretarios de educación, 6 priistas y 3 panistas) impulsando las políticas de miseria y hambre en contra de millones de mexicanos.

EL COMPROMISO DE LA CNTE POR LA DEFENSA DE LA EDUCACION PÚBLICA

El impacto de la globalización neoliberal en la educación es avasallante, pero no inamovible.  Es necesario dar respuestas y alternativas desde la perspectiva de los trabajadores y de la sociedad.

En los últimos 22 años el gobierno mexicano ha intentado imponer políticas neoliberales en educación  que tienen el propósito de formar un nuevo tipo de individuo; un sujeto colonizado, que promueva la idea de que lo privado y lo individual es mejor que lo público y lo colectivo; que posea la ideología que lo que es bueno para las multinacionales es bueno para el país; que defienda los intereses del imperio, que sirva a la corporación, que adore al rico y desprecie al pobre, que idolatre el consumismo y se venda al mejor postor; un sujeto desposeído y sometido a la hegemonía imperialista. Con la instrumentación de las reformas educativas se persigue eliminar la autonomía educativa, debilitar el apoyo popular a los maestros y minar la solidaridad social.

La naturaleza de su enfoque pedagógico, el carácter y alcance de sus programas de estudio conducen  a la precariedad del aprendizaje en los alumnos, a prescindir de profesores con formación y experiencia docente, es decir ya no serán necesarios los profesores formados en las escuelas normales, pues se requerirán  técnicos o auxiliares educativos egresados de instituciones improvisadas.

En este contexto, el movimiento magisterial por su extracción de clase y porque el maestro es un intelectual que trabaja con la materia prima más preciada, el hombre, tiene el compromiso de desarrollar la crítica y el desenmascaramiento de la educación y cultura oficial, y al mismo tiempo, tiene la responsabilidad de impulsar una nueva educación como germen de la expresión popular científica y democrática que sólo se materializará en hegemónica con la transformación de las actuales estructuras socioeconómicas de la sociedad, desde esta perspectiva, el problema de la enseñanza no puede ser bien comprendido, sino es considerado como un problema económico y como un problema social.

En el contexto actual de la lucha de clases en nuestro país, la CNTE  ha resistido con dignidad, inteligencia y perseverancia: ha impedido el sometimiento cultural y construido un camino pedagógico propio al lado de nuestros alumnos, padres de familia, colegas y los movimientos sociales democráticos, pensamos que nuestros problemas y retos inmediatos e históricos,  sólo serán resueltos por nosotros mismos, con la unidad de clase y mediante un Plan de lucha de mediano y largo plazo.

Para lograr la igualdad de acceso, la permanencia y el egreso satisfactorio de niños y jóvenes, la CNTE lucha por materiales educativos, apoyos económicos y asistenciales, tales como desayunos y transportes escolares, becas y despensas alimenticias; útiles y uniformes escolares; así como crear centros de desarrollo infantil, social y ocupacional, internados, albergues escolares, centros culturales y recreativos, casa de estudiantes y bibliotecas.

La CNTE como concreción de un movimiento social se fortalece como un espacio de resistencia y lucha en el cual se construyen saberes vinculados a su experiencia y a las experiencias de otros movimientos sociales; toma en sus manos la formación de sus miembros y la educación de los hijos de las familias que lo integran es ineludiblemente un compromiso de largo alcance que forma parte de la construcción de un mundo nuevo; consolida su autonomía frente al Estado, los grupos financieros, los partidos políticos y las iglesias y acrecienta su capacidad crítica a la par de los intelectuales y el saber académico.

El movimiento social de la CNTE busca convertirse en un sujeto educativo, y que por tanto todos sus espacios, acciones y reflexiones tengan una intencionalidad pedagógica, bajo la concepción de que la educación es una actividad política importante para el proceso de transformación de la sociedad.

Las escuelas donde trabajan los miembros de la CNTE desarrollan la conciencia crítica del alumno con contenidos que llevan a la reflexión y adquisición de una visión del mundo amplia y diferenciada del discurso oficial, y tienen a la comunidad como punto de partida y de llegada de la acción educadora; donde todos los espacios, todas las acciones, y todas las personas, son espacio-tiempos y sujetos pedagógicos, en donde se construyen un tipo de clima y relaciones sociales solidarias.

 “Durante todos estos años, la Coordinadora ha desempeñado un papel fundamental en la formación de un maestro que retoma las mejores tradiciones de la escuela rural mexicana: la educación socialista y el cardenismo. Sus integrantes han promovido la democratización del país desde abajo, el impulso a una educación alternativa, la formación de organizaciones populares, la resistencia al neoliberalismo, la defensa de la educación pública y la lucha por la liberación nacional.

Una parte muy importante de los organizadores populares de base y de los promotores de la resistencia a la devastación ambiental son maestros democráticos integrantes de la CNTE. En estados como Oaxaca –y parcialmente Michoacán– sus redes asociativas se han convertido en el punto donde se concentran las contradicciones sociales, en el eje estructurador del movimiento popular, en los agentes que han ayudado a construir una trama social diferente.

El magisterio democrático desempeña un papel central en la lucha por un México distinto. Cumple con un papel de primer orden en la generación y divulgación de un sentido ético-político alternativo hacia las clases subalternas. Así ha sido desde hace 30 años; así seguirá siendo”[1]

OCTUBRE 2011

¡EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PUBLICA, LAICA, DEMOCRATICA Y GRATUITA!

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!


[*] Ponencia presentada en la 5ª Conferencia Sindical Nacional organizada por el Centro de Investigación y Asesoría Sindical en la sede del SME el 29 de octubre del 2011.

# Profesor de Educación Primaria, Secretario de Organización de la Sección 9 Democrática SNTE-CNTE.  Correo: urama@prodigy.net.mx  https://cnteseccion9.wordpress.com


[1] Maestros y Nación. Luis Hernández Navarro. Diario La Jornada  15 de diciembre del 2009

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s