Padres de Ayotzinapa en la CDMX piden que se quede el GIEI como contrapeso a la impunidad

Visitan universidades públicas y hablan con estudiantes para buscar contrarrestar la campaña de difamación a expertos, defensores y padres. El gobierno pretende imponer la verdad histórica, denuncian, y exigen una verdad científica sobre el paradero de los 43 desaparecidos

Lourdes Chávez. Ciudad de México

Abril 08, 2016

 

En distintas comisiones, los padres de los 43 alumnos desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa hicieron visitas a universidades públicas de la Ciudad de México para contrarrestar la campaña de difamación en periódicos y televisoras nacionales, con la que el gobierno federal quiere imponer la “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre los crímenes 26 de septiembre de 2014.
Durante la tarde sostuvieron reuniones con grupos de estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Ixtapala, la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, la Universidad Pedagógica Nacional en Ajusco, y por  la noche todos juntos en los pasillos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, para hablar de la situación del movimiento y decir que no van a aceptar una verdad histórica, sino científica, en todas las líneas de investigaciones.

Petición para Presidencia de la Republica Enrique Peña Nieto y 14 otros

Que el GIEI se quede hasta que Gobierno diga la verdad sobre los 43.

 
Que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), se quede en el país hasta que el Gobierno acepte o busque el pararero de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos por el Estado en Iguala, Guerrero.
Esta petición será entregada a:
  • Presidencia de la Republica
    Enrique Peña Nieto
  • CIDH
    CIDH
  • CNDH
    CNDH

Daniela Albavera inició esta petición con solamente una firma y ahora la petición consiguió 444 personas que la apoyan.  https://www.change.org/p/cndh-que-el-giei-se-quede-hasta-que-gobierno-diga-la-verdad-sobre-los-43?recruiter=528293612&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=share_page&utm_term=mob-xs-share_petition-custom_msg&fb_ref=Default

El abogado de los padres, Vidulfo Rosales Sierra, declaró que se necesita al GIEI como contrapeso de la impunidad. Reconoció que es difícil remontar “la aplanadora del Estado” en periódicos nacionales, radio y televisión abierta repitiendo que en el basurero de Cocula, hubo un incendio controlado y 17 personas quemadas, según el cuarto peritaje de fuego, para volver a la tesis oficial, descartada por expertos y peritos independientes.
Detrás de ese escenario hay una disputa de los padres con el gobierno por la permanencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en las investigaciones de la desaparición forzada de los 43 normalistas.
Informó que ayer comenzó la discusión al seno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington, en sesiones privadas, precisamente sobre la permanencia del GIEI.
Adelantó que el 12 de abril, los representantes legales de los padres fueron convocados a la CIDH, en Estados Unidos, para conocer sus planteamientos como peticionarios y beneficiarios de medidas cautelares por los hechos del 26 y 27 de septiembre, que motivaron la creación del GIEI. También fue llamado el gobierno federal, que solicitó la asesoría internacional, para apoyar el esclarecimiento de los hechos.
Sobre la campaña de difamación contra expertos y abogados, destacó el video que se difundió en redes sociales, con la grabación de una llamada telefónica privada de un padre de familia con él, como abogado, para vincularlos con Guerreros Unidos, grupo de narcotraficantes.
Precisó que el grupo que se adjudicó la colocación el video en internet, Los Rojos, no usa este medio para enviar sus mensajes. Indicó que ha usado narcomantas, incluso matan y dejan cartulinas junto a los cuerpos con mensajes donde explican porqué cometen determinado crimen.
Aclaró que no sabe si Los Rojos tienen capacidad de hacer intervenciones telefónicas, pero sí lo hace el gobierno de México, del cual se ha dicho que invierte mucho dinero en espionaje telefónico.
Recordó que las primeras versiones de los hechos de que Guerreros Unidos recibió a los estudiantes y los quemó en el basurero de Cocula, fue descartada por expertos y el Equipo Argentino de Antropólogos Forenses en dos peritajes independientes.
Para justificar la agresión, según las autoridades, unos implicados dijeron que algunos normalistas desaparecidos eran parte Los Rojos y fueron a Iguala “a calentar la plaza”, por eso fueron atacados y destruidos por los Guerreros Unidos, que operan en Iguala y los alrededores.
Rosales Sierra agregó con ironía que ahora pretenden vincular a los padres con Guerreros Unidos, “nosotros no recibimos dinero de la delincuencia organizada y no tenemos algún vínculo con la delincuencia, que sí tienen muchos alcaldes que no son evidenciados.
Recordó que hace meses hay una campaña muy fuerte contra los expertos, los abogados y los normalistas de Ayotzinapa, a quienes señalaron de guerrilleros, y ahora atacaron directamente a los padres de familia.
En cuanto a al audio de la llamada telefónica con el señor Mario González dijo “sí, somos notros, y la llamada se hace porque el padre recibe una amenaza a su teléfono, para que entregue 200 mil pesos que tiene o lo van a matar”.
Aclaró que la conversación ocurrió cuando había una diferencia interna, por una mala información y porque los padres, la mayoría campesinos, no tienen el rigor en el registro de las donaciones que han recibido en el movimiento, se referían a un apoyo de trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia.
Aunque iba a ser investigado, reconoció que no lo hizo de fondo por atender los asuntos más urgentes, sobre la búsqueda de los normalistas.
Informó que ese tiempo, se recibieron muchos apoyos económicos, “poquitos, medianos, grandes, estábamos recibiendo fondos en ese tiempo, los compañeros se hicieron bolas, que sí existió, pero no hubo un mal manejo del dinero”.
En la premura de la llamada y por el impacto de la amenaza, indicó que don Mario insistió por teléfono en conocer qué sabía el abogado del dinero, y sin mayor contexto, el diálogo se usó para golpear a los padres de familia.
El otro involucrado en el video, Mario Gonzalez, papá de César Manuel, aclaró que xigen que los expertos, antropólogos y abogados les digan la verdad que las autoridades esconden.
Aclaró que en Tlaxcala, de donde es oriundo con su esposa y su hijo, nunca vio a un narcotraficante, y en esta búsqueda por la verdad , descubrió “el tamaño de criminalidad que hay en Guerrero, caminando te encuentras una bolsa con una cabeza humana, una niña destazada, ayer mataron al papá y al hijo, en regiones cercanas a la escuela; es impresionante que ahora me digan a mí que recibo dinero, que yo le pasara el recado a uno de mis compañeros para entregar ese dinero”.
Aclaró que no es simple vivir amenazado, “le da a uno rabia, cómo es posible que este tipo de personas se quiera meter con nosotros, (por eso) hablé con el licenciado (Vidulfo Rosales), a quién más podía llamar, también hablé con licenciados de aquí del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez”, de quienes no hubo filtraciones.
Solicitó a los estudiantes que los apoyen particularmente ahora, este mes, que será fundamental para saber la verdad. Los convocó a actuar porque el Estado no se burla de los 43, sino de todos los mexicanos, “es cierto, el dolor es nuestro, pero el gobierno, al pueblo tampoco le ha dado la cara”.
Dijo que en 48 años, no le importaron los problemas del país, ni las marchas, “sólo quería llegar a casa a comer  y acostarme. En este caminar por encontrar al chamaco, comienzo a ver cómo el Estado trata y masacra a la gente que lucha, que defiende ríos y arroyos… no esperemos jóvenes a sufrir lo mismo”, dijo a los estudiantes del UAM.
La mamá de Giovanni Galindes Guerrero, María Elena Guerrero, pidió: “ayúdenos porque  juntos podamos derrotar al gobierno, somos gente humilde, campesinos, y tengo un gran corazón para luchar por mi hijo. Estar aquí no es nada fácil, pero creo que si nos unimos este México puede cambiar… ya no creemos en este gobierno, tenemos mucha confianza en los expertos, porque este gobierno siempre ha querido decir mentiras”.
Precisó que las autoridades son obligadas a esclarecer los hechos y lo padres no van a aceptar una verdad histórica, “queremos una verdad científica”.
Hilda Legideño Vargas, mamá de Jorge Antonio Tizapa Legideño, señaló que el gobierno lo ha atacado de diferentes maneras.
Recordó que suman tres peritajes, y la PGR insistió en el cuarto estudio de fuego aunque ya estaba demostrado que en el basurero de Cocula no ocurrió ningún incendio.
En la UAM Xochimilco, un alumno señaló que el sistema de procuración de justicia “está podrido hasta la médula”, y preguntó si no apoyan otras iniciativas para crear un nuevo Estado, donde sí haya justicia, a través de una nueva Constituyente.
Rosales Sierra respondió que este movimiento tiene dos rutas, el movimiento social y la jurídica, porque no ven condiciones para ir a una revolución en el corto plazo, en este sentido, “pues con esta yunta tenemos que arar”.
Por ellos, están tratando de dotar de un mecanismo internacional de supervisión a la investigación porque efectivamente, la institución no funciona y nunca nos va a dar justicia. Necesitan al GIEI como un contrapeso de la impunidad que ha prevalecido en otros casos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s