CANDIDATURA CIUDADANA, VACUNADA, VACUNADA

Cuando un político se convierte en celebridad

http://zetatijuana.com/

Jaime Rodríguez “El Bronco” acaparó miradas cuando se convirtió en el primer candidato independiente a gobernador en triunfar. Desde entonces, recorre el país predicando su ejemplo. En Tijuana, el ex priista se presentó rodeado de escoltas y en camioneta blindada para dar un monólogo casi cómico de 800 pesos por persona. Un solitario espectáculo de política en manos de quien asegura jubilará a los partidos políticos para siempre

Cuando un político se convierte en celebridad

Reportero:
Isaí Lara Bermúdez
Fotos. Jorge Dueñes / Agustín Reyes

06 de Octubre del 2015

–“No me digas gobernador, cabrón, yo soy ‘El Bronco’”, y aprieta la mano de quien escribe estas líneas.

Es difícil mantener una conversación con Jaime Rodríguez Calderón en ese cuarto pequeño atiborrado de empresarios medianos, candidatos fracasados y sobre todo puños de fans. Eso fue en Tijuana el martes 29 de septiembre a 4 días de tomar posesión como gobernador de Nuevo León.

Para ver a “El Bronco” en carne y hueso, los tijuanenses tuvieron de dos: o ser estudiantes de la universidad más cara de la ciudad en donde ofreció una conferencia o, bien, despedirse de 800 pesos y acceder al salón del Club Campestre. En ambos lugares, el show fue casi el mismo.

Sin embargo, el acto más anunciado y promocionado de “El Bronco” fue el del horario nocturno en el club social. Ahí, el gobernador electo salió a su precario público para contar su historia de alcalde priista a gobernador independiente.

Jaime Rodríguez sale al escenario entre humo blanco como el que se utiliza en bares y discotecas, reflectores de todos colores y amenizado por un corrido norteño dedicado a sus hazañas.

La función duró casi 2 horas y media y alcanzó hasta para compartir los gustos musicales del gobernador electo. Contados con los dedos de las manos, enumeró: “Joan Sabastian, Vicente Fernández, Maná, Creedence Clearwater Revival y Los Bukis y se chingaron, no hay más en el mundo que eso, el resto, vale madre”.

Inicialmente la visita de Jaime Rodríguez a Tijuana era para compartir los detalles de su campaña que lo llevó al triunfo de las pasadas elecciones locales en Nuevo León: “Una campaña sin  exageración en los gastos –explicaría el político–, nosotros no regalamos nada, ni una gorra, la gente me da dinero a mí y yo lloro cuando me da dinero”.

Hablando de dineros, los recaudados esa noche –se explicó– irían para la Asociación de Mujeres Empresarias de Baja California que preside su fundadora Laura Vitela, ex candidata a diputada federal en las pasadas elecciones por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Aunque la bancarrota en ventas y entradas a simple vista fue evidente la noche en Campestre. De las hileras de sillas que se colocaron frente al escenario a un tercio se les sentó la ausencia. En las áreas laterales, un desierto. Solo. Un fracaso.

La historia de éxito, de poder de convocatoria, actos en campaña repletos en Nuevo León y la entrega de dinero de su pueblo a la figura política, en Tijuana no se repitió.

“Te voy a poner una chinga”

En su gira por Tijuana, “El Bronco” y comitiva, entre ellos Guillermo Rentería, ex publicista del gobernador, pisaron las instalaciones de Cetys Universidad, a quienes les ofrecieron dos días antes su presencia, aunque su gira se planeó desde hace semanas.

Ese día un profesor bramó al micrófono: “Para Cetys es un momento súper emotivo, porque no estamos dando la conferencia sino estamos haciendo historia”.

Excitado, el improvisado presentador grita: “como dicen que el tema de los encorbatados no le gusta, me voy a quitar la corbata” y lo hizo. 

–“¡Con ustedes Memo y ‘El bronco’!”, termina la presentación.

“A éste sí que lo dejé bien inseminado”, dice Rentería con unos lentes de sol verdes y fluorescentes y una gorra de Blue Demon. Frente a unos 300 jóvenes universitarios el primer chiste, “Pues baila, maestro”, le sugiere al gobernador electo.

–“¡Gracias por invitarnos, está con madre este gimnasio…la verdad está chido!”, son las primeras palabras de quien gobernará a una de las economías más poderosas del país.

Con el formato de un show cómico, el gobernador y su encargado del marketing se interrumpen seguido: “Pagaron menos los de aquel lado, acá está los VIP, como siempre están al frente”.

“El Bronco” aseguró que su presencia era para contar “una gran historia que hoy está invadiendo el país. La segunda independencia de México, yo quiero que los partidos políticos se jubilen pero sin pensión”.

“Cuántos militan en un partido político…no les dé verguiza”, se interesa Jaime Rodríguez. Algunos tímidos dedos se levantan y Rentería, quien se ha dedicado a diseñar spots para los candidatos del PAN,  interrumpe: “¡que levanten la mano!… ¡ah, no son tantos!”.

“Si ven, estamos a punto de ver la extinción de los partidos políticos, ya nadie quiere militar en un partido político”, asegura el de Nuevo León, quien simplifica “hay un encabronamineto colectivo”.

Jaime Rodríguez entró a un plano diferente. Su plática se tornó en superación personal: “Liberarnos de lo que nos hace daño, no se trata de armar una revolución, ustedes creen que Zapata tenía Facebook…y los políticos no leen Facebook, los políticos leen el periódico”.

“El servidor público si leyera Facebook pudiera resolver mejor los problemas, yo vencí a Los Zetas usando Facebook”.

Otros minutos lo dedicó a las tragedias que rodearon su vida y que juró lo cambió para siempre, por ejemplo cuando pasó 7 horas con el cadáver de su hijo víctima de la delincuencia: “duré 10 días para encontrarlo y nadie me ayudó, todo mundo tuvo miedo, las autoridades, mis amigos…bendito Dios lo encontré. Lo busqué y lo encontré muerto”.

“Mi niña de 2 años fue secuestrada, mi casa fue destruida, mi patrimonio de muchos años se acabó, mi mujer lloraba todos los días y eso me mueve y me sigue moviendo, entonces empezamos a trabajar, a trabajar y a vencer la violencia y lo logramos”, sin detallar cómo.

Los comentarios misóginos son igualmente festejados con risas. El político recuerda que luego de concluir su presidencia municipal y sobrevivir a dos atentados, su actual esposa le pregunta qué sigue: “pues disfrutarte, mamacita, tienes 20 años menos que yo y todavía estás disfrutable, prepárate porque te voy a poner una chinga, todos los días, la que nunca te había dado, hoy te la voy a dar”.

Luego diría: “Y si le puse a mi mujer una chinga le hice 3 huercos en 3 años, no sé si alguien me ayudó pero se parecen mí”.

Los mismos chistes serán repetidos por la noche y en otros escenarios. En Campestre recordó así la respuesta a su esposa: “pues disfrutarte, mamacita, todavía estas muy buena como para que yo te desperdicie…mi mujer tiene 20 años menos que yo, entonces está chingonamente antojable todavía”.

“No traigo la mierda de la televisión en mi cabeza, ustedes sí, límpiensela”.

Jaime Rodríguez le cuenta a los jóvenes que después de su alcaldía se retiró al cerro para reflexionar: “lo primero que hice fue vencer la televisión, por eso ahora me vale madres lo que diga López Dórica y Loret de Mola, no me interesa. Me desprendí de lo que más quería, que era la televisión, era un adicto de la tele”.

Allá en su retiro rememoró se convenció de ir por la gubernatura y cumplir promesas a su hijo: “Yo tengo 58 años y miren lo que estoy haciendo y ustedes qué están haciendo, díganme, qué están haciendo por ustedes, ¿estudiar? Uy, qué chingón. ¿Portarse bien? ¡Uta, extraordinario! Qué más estás haciendo por esta ciudad, ¿llegar temprano a tu casa? ¿Eso es extraordinario?”.

“Hagan algo por este país…no tengan miedo, ¿tienen miedo? Quédense en su casa, no hagan nada, ahí quédense, disfruten lo que son, ríanse, carcajéense, hagan lo que quieran hacer, ¿eso es bueno? Luchen, emociónense, siéntanse fregones, venzan el sistema”.

La clase de superación personal subió de tono: “Yo conocí la ciudad por primera vez en mi vida, cuando tenía 15 años de edad, la luz eléctrica la vi cuando tenía 15, la televisión a la edad de 15 años”, y a pesar de que admitió que era un adicto a la televisión apenas hace unos años, completó: “por eso no traigo la mierda de la televisión en mi cabeza, ustedes sí, límpiensela”.

Junto con “El Bronco” una legión de escoltas y camionetas blindadas invadió las instalaciones universitarias.

La unidad de enlace Internacional de la Policía Municipal, elementos estales, vehículos oficiales, agentes de tránsito y hombres armados traídos desde Nuevo León se apoderaron de los flancos del independiente, de las salidas, entradas. Aproximadamente 20 guardaespaldas encargados de la aparatosa seguridad. Los mismos que lo acompañaron hasta el Campestre por la noche.

El Circo

Antes de su conferencia en el Campestre, “El Bronco” está en una antesala apretada y caliente. La cual se pensó como backstage para ciudadanos que hayan entrado a un concurso de likes en Facebook con la pregunta más original hacia el gobernador electo. Finalmente, funcionarios, periodistas, empresarios y fans llenaron el lugar donde se brindó con tequila y vino.

Diana Ruvalcaba, publirrelacionista de Alejandro Lares Valladares, secretario de Seguridad Pública de Tijuana, en un vestido entallado y de lentejuela se convirtió en la presentadora de “El Bronco”: “un fenómeno social…un hombre de retos acostumbrado a romper paradigmas y dejar huella en dondequiera que pasa…él está acostumbrado a cabalgar por la vida en el sentido opuesto a todo un sistema nacionalista”.

Pero primero, un video musical, un corrido norteño para el próximo gobernador donde luce con sombrero y a caballo. Luego, el escenario desaparece en medio del humo de antro y luces coloridas. Memo Rentería comienza a cantar una pieza hecha por él y que habla de sí mismo.

En su momento Jaime Rodríguez agradece “todo el borlote” de su visita. “¿Saben por qué estoy aquí? ¿Ustedes a qué vinieron? ¿A verme? ¿O por morbo o por curiosidad?

Sin un reparto nuevo despotricó contra los partidos políticos en medio del malogrado salón y recordó sus 30 años que “fui parte de un partido político, no me arrepiento, tengo derecho a una segunda oportunidad…Nadie tiene el fierro de ningún partido pintando en la nalga”. Las risas en respuesta sonaron igual a las de un programa de televisión pregrabado: “todos somos libres, los partidos solo son vehículos, y ese vehículo ya está viejo, obsoleto, no nos va a llevar a ninguna parte”.

“Para su conocimiento, si quieren regalarme algo, regálenme una botella de tequila, si no, no hay pedo”, entretiene la misma plática de cuando concluyó su administración.

Luego amagó que su “gobierno de Nuevo León no va a pagar un solo peso a la televisión” y que se utilizarán los mil 300 millones de pesos que se gastaba al año Rodrigo Medina en los “275 mil niños que tenemos en la calle” y a 280 mil madres solteras.

El valiente político dice que no encuentra adversidades en el gobierno que recibe, salvo los casi mil millones de pesos que le hereda el gobierno del PRI: “Si ven, todas las cosas las veo positivas, saben por qué, porque ya vi a la muerte, la muerte es mi comadre, anda aquí conmigo, jodidos ustedes que no la conocen y le tienen miedo”.

“Para mí, compadre, no hay ninguna adversidad”, le respondería al empresario José Galicot, quien como parte de la presentación interrumpiría con una pregunta sobre cuál era sus principal obstáculo en el poder ejecutivo.

De casi 3 horas, poco refirió sobre su gobierno que estrenará. Salvo que será el primer gobierno donde las licitaciones sean públicas: “se acabaron los moches, me he reunido con la Cámara de Comercio de Nuevo León y no me creen”.

Otra de las preguntas “sorpresa” que se prepararon estuvo a cargo de Sandra Dibble, corresponsal de The San Diego Tribune en Tijuana, cuestionó su relación con los medios de comunicación.

“Yo no voy a pagar medios de comunicación, que los medios hagan bien su trabajo, que comuniquen, ésa es chamba de ellos, pues no, ¿o les tenemos que pagar? No. Ellos tienen su responsabilidad”, le respondió,

“El Bronco” le agregó a la periodista: “Yo respetaré totalmente a los medios cuando digan la verdad, echan mentiras, aquí en México, señora, no sé si allá en San Diego (risas), aquí muchos medios de comunicación son manipuladores, imaginan, dicen y luego no te dan el derecho de réplica…Yo también puedo escribir mal de un reportero, cuestionar su vida, es tiempo ya que también hagamos que los medios de comunicación respeten y hagan las cosas bien”.

En cuanto concluyó el evento, los invitados huyeron. En el micrófono, los organizadores aun intentaron evitar la fuga, para que con el talón de su boleto de entrada participaran en una rifa de “un selfie” con el gobernador. Sí, una selfie. Pero ante la nula respuesta mejor exigieron hacer una fila para la foto con la celebridad de la política independiente.

– See more at: http://zetatijuana.com/noticias/zoom-politico/25589/cuando-un-politico-se-convierte-en-celebridad#sthash.y8mCTby3.dpuf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s