México tiene megafalla como la que cimbró a Japón

Acapulco, el destino preferido por vacacionistas nacionales y extranjeros, está situado sobre una falla geológica. NTX / ARCHIVO

    • María Teresa Ramírez, investigadora, advierte del peligro de un gran sismo en el país

Lo sucedido en el país asiático obliga a considerar que no hay zonas de subducción atoradas e inmóviles

informador.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (08/ABR/2015).- La megafalla ubicada en la Costa del Pacífico mexicano posee características similares a la de Japón, que derivó en un terremoto de nueve grados con invasión marina, advirtió la académica María Teresa Ramírez Herrera.

De acuerdo con la investigadora del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tras la experiencia aprendida en el archipiélago japonés es importante considerar a éstas megafallas como puntos de atención.

Explicó que el movimiento telúrico que registró Japón el 11 de marzo de 2011 y que colapsó la planta nuclear en Fukushima, y que provocó además un tsunami que barrió Indonesia y que dejó miles de muertos, se convirtió en un parteaguas en el conocimiento sísmico, ya que generó un cambio de paradigma debido a su inesperada magnitud.

Ello se debe a que el conocimiento tradicional refiere que las zonas de subducción, como en la que ocurrió el sismo, no se desplazan constantemente, ya que las placas tectónicas se hallan atoradas e inmóviles.

Sin embargo, “lo ocurrido hace cuatro años demostró que puede presentarse un rompimiento de la falla en la parte superficial de manera inesperada”.

“La experiencia de Japón nos obliga a considerar que no existe una zona de subducción que podamos excluir de experimentar un megasismo”.

“Esto lo subrayo porque en la zona de subducción mexicana se ha afirmado que no puede ocurrir uno así, lo mismo se decía para Indonesia y Japón, pero ocurrió”.

Explicó que se creía que las megafallas como las de Japón y México no se mueven completamente al mismo tiempo porque hay unos segmentos que están atorados y son los que acumulan energía; sin embargo, hay otros que sí se mueven lentamente y liberan energía.

No obstante, en el caso de Tohoku, Japón, se movió toda la falla, tanto la zona que estaba “atorada” como la que se movía lentamente, lo que derivó finalmente en el movimiento sísmico de nueve grados de magnitud.

Ramírez Herrera puntualizó que en el caso de la Costa del Pacífico mexicano, que abarca de Nayarit y Jalisco, hasta Chiapas, existe una zona de megafalla en un límite de placas similar al de Japón.

SABER MÁS

Peligro en el Océano Pacífico

Balnearios turísticos como Puerto Vallarta, en Jalisco, la zona de Nuevo Vallarta, que está prácticamente junto a la Riviera Nayarita, con gran infraestructura hotelera, además de los desarrollos en Puerto Escondido, Oaxaca, Huatulco, Ixtapa-Zihuatanejo y Acapulco, correrían riesgo ante un terremoto de gran magnitud.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s