OTRO MURO

Muro fronterizo de Estados Unidos-México, de vida o muerte

 
telesurtv.net
Muro fronterizo de Estados Unidos-México, de vida o muerte
 10 noviembre 2014

Larga data de tragedias marca la historia fronteriza entre México y Estados Unidos y es que, día a día, un inmigrante intenta pasarlo con suerte. Cada día la búsqueda del sueño americano deja muertes terribles e innecesarias.

El Muro Fronterizo que Estados Unidos ha construido a lo largo de su frontera con México tiene la marca de ser el más mortal hasta la fecha.

Razones para construir el muro

Con el objetivo de impedir la entrada de inmigrantes mexicanos y centroamericanos hacia su territorio, Estados Unidos inició en 1994 la “Operación Guardián” – Operation Gatekeeper, en inglés – que, bajo el sobrenombre de “Operación Muerte”, propuso crear un cerco que habría de recorrer toda la frontera sur del país.

No obstante, en la actualidad los únicos fragmentos construidos son los que dividen a California y Tijuana, Arizona y Sonora, Nuevo México y Baja California y Texas y Chihuahua.

Este cerco está compuesto de tres tapias sucesivas dotadas de diversos artefactos de la más alta tecnología: luces de extrema potencia, radares, detectores de movimiento, sensores electrónicos y cámaras de visión nocturna conectadas a la policía fronteriza estadounidense.

Cuenta, además, con diversos comandos militares altamente capacitados y equipados con las más recientes innovaciones tecnológicas que les permite una vigilancia constante desde tierra – con todo-terrenos – y aire – con helicópteros artillados.

En 2011, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que ya habían construido 1.044 kilómetros del Muro Fronterizo, el cual será ampliado hasta llegar a 1.120.

La línea que divide EE.UU. y México es de 3.200 kilómetros.

Un largo historial de tragedias

Desde el comienzo de su construcción en 1994 han ocurrido más de 10.000 muertes a causa del Muro Fronterizo, otro pernicioso símbolo de la segregación humana.

Pese a que el motivo inicial del Muro Fronterizo era disuadir la entrada de inmigrantes a Estados Unidos, las estadísticas indican que cada año el número de personas que intentan cruzar la frontera a los Estados Unidos se incrementa y, en consecuencia, los fallecidos.

Por citar sólo algunas cifras, en 1996 se registraron 87 muertes y en 1997 hubo 149. Subió hasta 329 en 1998, 358 en 1999 y 436 muertes tan solo en 2000. Pero estamos hablando de cadáveres recuperados, muchos ni siquiera son encontrados.

El repudio por las pérdidas humanas, así como los daños sociales y ecológicos, que surgieron por la creación de este muro, no se hicieron esperar: el gobierno federal de México, así como intelectuales y ministros de América Latina, lo criticaron severamente, incluso el actual gobernador de Texas, Rick Perry, declaró al diario mexicano El Universal su oposición al bloqueo de la frontera.

También los granjeros y comerciantes de Texas manifestaron su preocupación por la construcción del muro, temerosos de que sus negocios se vengan abajo por la poca afluencia de inmigrantes, pero también por el bloqueo de las aguas del Río Bravo, del que dependen.

En cuanto a la reacciones de otros países, el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, expresó sus más duras críticas respecto a la decisión de Washington (capital de EE..U.) aseverando que “las barreras inútiles entre los países pueden perjudicar al comercio y al turismo”.

Más allá de destruir el llamado“sueño americano”, el Muro Fronterizo es un símbolo de segregación y muerte, pues cada año cientos de inmigrantes estafados por “coyotes” (personas que cobran para ayudar a cruzar el muro) se pierden en el desierto sin agua y, usualmente, mueren de insolación en dos o tres días a sólo unas millas de la ciudad más cercana.

Es una simple cuestión económica. La inmigración ilegal seguirá existiendo mientras los inmigrantes desempleados en México y Centroamérica puedan encontrar mejores trabajos en Estados Unidos.

La única solución reside en el Congreso estadounidense, el cual tiene la responsabilidad de legalizar a los millones de inmigrantes radicados allá y establecer un sistema de visas y residencia para que nadie tenga que tomar la ruta de los coyotes, el desierto y la muerte.

teleSUR te invita a visitar el especial Los otros muros

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s