GASTAS en Comida rápida y gastos hormiga

El mexicano pierde al año 35 mil pesos en comida rápida y más gastos hormiga: encuesta

Por: Daniela Barragán – octubre 18 de 2014

El café es uno de los productos en los que se va el gasto hormiga de los mexicanos. Foto: EFEEl café es uno de los productos en los que se va el gasto hormiga de los mexicanos. Foto: EFE

Ciudad de México, 18 de octubre (SinEmbargo).- Los “gastos hormiga” absorben 734 pesos semanales del salario de los mexicanos, según una encuesta realizada por Scotiabank, en la que se indica que ocho de cada diez mexicanos destinan parte de sus ingresos para comprar artículos de los que podrían prescindir.

La encuesta también encontró que siete de cada 10 mexicanos desconoce el concepto de “gasto hormiga”, esto se debe a que en general pasan desapercibidos para la gente, ya que únicamente un 34 por ciento de los entrevistados aseguró llevar un registro detallado de sus gastos diarios.

Para la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), estos son pequeños gastos diarios que afectan las finanzas personales porque no se administran de manera adecuada los recursos económicos, lo que ocasiona desembolsos en productos no pensados o compras por impulso.

El gasto hormiga semanal de los mexicanos generalmente se va en comida rápida (221 pesos), tiempo aire (96 pesos), propinas (77 pesos), café (59 pesos), estacionamientos y/o parquímetros (56 pesos). México es el país número uno en consumo de refresco y en este tipo de compras se ve reflejado el gasto destinado a estas bebidas (53 pesos), al igual que en la compra de cigarros (28 pesos).

Dentro del ranking figura también la compra de revistas (16 pesos), periódicos (11 pesos) también contempla una cantidad para limosnas (21 pesos). La suma de estos gastos da un total de 734 pesos semanales; al mes la cifra llega a los casi 3 mil pesos y al año, la cantidad recaudada es de 35 mil 232 pesos pesos.

AFECTACIONES A LA SALUD

El gasto hormiga de los mexicanos rebasa los 700 pesos al mes. Foto: EFEEl gasto hormiga de los mexicanos rebasa los 700 pesos al mes. Foto: EFE

Alejandro Calvillo, director general de El Poder del Consumidor, comentó que el problema no sólo es de dinero sino también una cuestión de hábitos de salud y alimentación, ya que el gasto hormiga más recurrente es en comida chatarra, “México es el país número uno en consumo de pastelillos, sopas instantáneas y botanas. La gente no se da cuenta de la cantidad que gasta y del daño que le generará en su salud. La única manera de contrarrestar estos hábitos es visibilizando las consecuencias de estos hábitos”.

Abundó que estos productos en los que se gasta no alimentan y así, el daño deja de ser exclusivo de la economía y pasa a ser un tema de salud y nutrición, por ejemplo, en comunidades rurales, la gente gasta en chatarra la misma cantidad de dinero que les permitiría comprar alimentos sanos, “estos gastos hormiga se van en productos de grandes corporaciones y no en productos regionales que podrían fomentar el crecimiento de la economía local”. “En comunidades indígenas ya no se hidratan con agua, sino con Coca-Cola, por lo que entre cuatro o cinco comunidades indígenas, le están produciendo ganancias de 50 millones de pesos al año”, indicó.

Para Calvillo, el poder de persuasión, la publicidad y las estrategias de venta, encuentran en el consumidor mexicano a “alguien con poca resistencia”.

LOS OTROS GASTOS HORMIGA

Sin embargo, para el economista especializado en finanzas personales, Roberto Morán Quiroz, autor del libro Lo que debes saber de dinero antes de cumplir 40, los gastos hormiga no son los que menciona la encuesta, sino aquellos que se hacen “sin que nos duela”, es decir, los que no están anticipados y que cada quien tiene una forma de hacerlos, pero que resultan ser los más peligrosos.

“Estos son los que hacemos en automático; cuando compras una tarjeta de prepago [de teléfono celular] con la esperanza de que vas a moderar el consumo pero de un momento a otro ya gastaste 200 o 500 pesos y eso sucede porque no hay una planeación de presupuesto en cantidad y temporalidad”, comentó.

Para Morán, los gastos que no duelen son aquellos en los que porque no se es consciente del gasto que se realizó, como recargar crédito o todos los cargos automáticos. Aclaró que tampoco se deben lanzar críticas por el monto del salario que es destinado a los gastos hormiga, porque muchos son para comida y además, “la realidad es que los salarios no alcanzan”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en los últimos tres años, el ingreso promedio de los mexicanos disminuyó 12.3 por ciento. A pesar de la baja, los “gastos innecesarios” se siguen realizando.

Por su parte, Calvillo abordó el tema de “El Buen Fin”, temporada ideal para realizar este tipo de gastos, “puedes tener dinero y planear la compra de un televisor, pero te ofrecen un sillón con oferta y accedes a comprarlo.

Esto se hace evidente en los endeudamientos con las tarjetas de crédito; se puede suponer que aprovechando estas promociones la gente comprará cosas que necesita y de las que tendrá un beneficio, pero sale endeudado”.

Como posible solución a este modo de gastar, precisó que la Profeco debería tener la labor de educar al consumidor para que sea consciente de las pequeñas fugas de dinero, pero que se trata de cambios culturales y por lo tanto son paulatinos.

http://www.sinembargo.mx/18-10-2014/1145976

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s