CÓMO hacer que te escuchen?

9 razones por las que la gente deja de escucharte y qué hacer para evitarlo

accionpreferente.com

Por ANTONIA MERINO • 

Los negocios se basan en la comunicación, así que cuando hables, es clave que todos te presten atención. Sin embargo, puede que dejen de escucharte si incurres en alguno de estos errores:

1. Hablas por mucho tiempo.
La vida es corta, el tiempo es dinero y la brevedad es el alma del ingenio, dice Nuff.

Solución: Nunca pases más tiempo hablando que escuchando.

2. Repites lo que ya se ha dicho

Si todo lo que dices suena exactamente como lo que todos están diciendo, no hay motivos para escucharte.

Solución: Antes de hablar, piensa en si lo que vas a decir realmente va a aportar a la discusión o si sólo vas a recapitular lo que ya se ha dicho. Si es la última…no te molestes.

3. No estás realmente comprometido.
La gente sabe cuando no estás 100% convencido de lo que dices.

Solución: Puedes cambiar lo que dices o cambiar lo que crees.

4. Pareces distraído.
Uno puede darse cuenta cuando alguien está preocupado de algo más, ya sea de un tema personal, otra reunión o lo que vas a almorzar.

Solución: No hables porque sí. Si no vas a ser capaz de enfocarte en la conversación, da las explicaciones pertinentes y re agenda la reunión.

5. No hablas claramente.

No puedes esperar que la gente te escuche cuando todo lo que dices suena como un murmullo.

Solución: ¡Tranquilízate y habla bien!

6. Hablas muy rápido
Si dices demasiadas cosas en poco tiempo, vas a dar la impresión de estar nervioso, impaciente o de estar sufriendo un exceso de cafeína. Todas buenas razones para no escuchar a alguien.

Solución: ¡Habla más lento!

7. Tienes un acento molesto.

Algunos acentos simplemente molestan a quienes no crecieron en el mismo lugar.

Solución: Si eres de otro lugar, trata de lograr un acento lo más neutro posible.

8. Lo que dices no es relevante.
Nadie en el trabajo quiere escuchar sobre algo que no es aplicable al corto plazo.

Solución: Antes de decir algo, tómate un segundo para ponerte en los zapatos de quien te va a escuchar y pregúntate a ti mismo si realmente querrías escuchar eso.

9. Has perdido tu credibilidad.

En los negocios la reputación lo es todo. Si el resto decide que no vale la pena escucharte, no importa lo que digas, te has convertido en nada más que ruido.

Solución: Sigue los consejos de este artículo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s