OIT reprueba a Jalisco

La OIT casi reprueba a Jalisco en calidad de empleos

 

La STPS se ha dedicado a revisar al sector agrícola; ha encontrado a jornaleros en condiciones de riesgo.

Los ejes calificados por la Organización Internacional del Trabajo son: acceso y seguridad en el empleo, derechos laborales y diálogo social; los últimos dos resultaron peor evaluados

 
GUADALAJARA, JALISCO (02/SEP/2014).- Felipe gana cuatro mil pesos al mes por ocho horas de trabajo diarias. Sin prestaciones ni un contrato fijo, su vida laboral no es lo que esperaba cuando egresó de la universidad hace un par de años. Sabe que el ingreso promedio de un community manager es del doble de lo que él recibe por hacer esa función.

Su caso es una muestra del retroceso que ha tenido Jalisco en lo que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), máxima autoridad mundial en materia laboral, define como “trabajo decente”.

El organismo señala que no es decente el trabajo que se realiza sin respeto a los principios y derechos laborales fundamentales, ni el que no permite un ingreso justo y proporcional al esfuerzo realizado, sin discriminación de género o de cualquier otro tipo, ni el que se lleva a cabo sin protección social, ni aquel que excluye el diálogo social y el tripartismo –la toma de decisiones conjuntas por gobierno, patrones y trabajadores–.

La medición más reciente de la OIT en México –correspondiente a 2013– otorga al país malas calificaciones en sus cuatro ejes fundamentales: acceso y seguridad en el empleo, derechos laborales y diálogo social. En los últimos dos ejes, Jalisco está por debajo de la media nacional.

El promedio de calificación del Estado en estos cuatro rubros –6.05– implica una disminución respecto al 6.47 del 2012. Y es más baja que la lograda por economías similares, como la del Distrito Federal –7.32– y Nuevo León –7.09–, aunque superior a la del Estado de México –5.60­–.

Sin embargo, de estas cuatro entidades, Jalisco fue la única en la que la nota disminuyó en 2013.

Al diagnóstico nacional se suman aportaciones como la de Araceli Ortega Díaz, directora de Investigación de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tec de Monterrey Campus Monterrey.

En su investigación “Definiendo un Índice Multidimensional del Trabajo Decente en México”, encontró que 3 de cada 10 trabajadores en México carecen de un trabajo decente, que suman a los seis de cada 10 que sufren al menos una violación en los derechos laborales que marca la ley.

Esto implica que apenas uno de cada 10 mexicanos tiene un trabajo con las condiciones ideales para que, como señala la Organización de Naciones Unidas, además de generar un ingreso, facilite el progreso social y económico, y fortalezca a las personas, a sus familias y comunidades.

PARA SABER
Promueven el trabajo decente

Página del Programa de Trabajo Decente de la Organización Internacional del Trabajo:

http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/decent-work-agenda/lang–es/index.htm

Video Trabajo Decente: un Mundo Mejor:

http://www.ilo.org/public/english/dw/ilo-dw-spanish-web.swf


BOLETA VERGONZOSA
De los cuatro ejes con los que la Organización Internacional del Trabajo mide el empleo decente, Jalisco aparece únicamente en uno entre los primeros 10 lugares

Eje 1: Acceso al Empleo

Entidad Índice 2012 Índice 2013 Variación

Nacional 5.5 5.7 Subió

Baja California 6.95 7.46 Subió

Aguascalientes 6.50 7.44 Subió

Chihuahua 6.80 7.39 Subió

Quintana Roo 6.76 7.33 Subió

Nuevo León 6.74 7.25 Subió

Querétaro 7.31 7.15 Bajó

Jalisco 6.60 6.98 Subió

Colima 6.88 6.78 Bajó

Sonora 6.2 6.68 Subió

Coahuila 5.69 6.66 Subió

Eje 2: Seguridad en el Empleo

Entidad Índice 2012 Índice 2013 Variación

Nacional 6.6 6.2 Bajó

Distrito Federal 9.97 9.95 Bajó

Nuevo León 8.79 8.49 Bajó

Querétaro 8.10 8.07 Bajó

Campeche 7.80 7.51 Bajó

Tamaulipas 7.76 7.21 Bajó

Chihuahua 7.99 7.19 Bajó

Aguascalientes 7.5 7.05 Bajó

Yucatán 7.4 6.82 Bajó

Baja California 7.23 6.70 Bajó

Chiapas 6.70 6.55 Bajó

Jalisco (posición 17) 6.73 5.92 Bajó

Eje 3: Derechos Laborales

Entidad Índice 2012 Índice 2013 Variación

Nacional 5.45 6.06 Subió

Baja California 7.62 8.01 Subió

Chihuahua 6.38 7.61 Subió

Baja California Sur 6.72 7.60 Subió

Querétaro 7.16 7.56 Subió

Nuevo León 7. 32 7.56 Subió

Sonora 5.08 7.41 Subió

Distrito Federal 7.08 7.38 Subió

Aguascalientes 6.69 7.17 Subió

Estado de México 6.22 7.11 Subió

Tamaulipas 6.05 7.11 Subió

Jalisco (posición 11) 6.11 6.95 Subió

Eje 4: Diálogo Social

Entidad Índice 2012 Índice 2013 Variación

Nacional 5.28 5.19 Bajó

Veracruz 6.02 6.62 Subió

Puebla 6.08 6.40 Subió

Estado de México 3.77 6.29 Subió

Tabasco 7.05 6.11 Bajó

Baja California 5.11 6.03 Subió

Distrito Federal 4.76 6.02 Subió

Yucatán 5.54 5.83 Subió

Campeche 6.24 5.80 Bajó

Guanajuato 5.34 5.71 Subió

Tlaxcala 5.40 5.55 Subió

Jalisco (posición 26) 6.44 4.36 Bajó

FUENTE: Organización Internacional del Trabajo.

Padecen falta de inspectores para revisar a patrones

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Jalisco tiene apenas 42 inspectores –de los que sólo unos 16 están en la calle– y deben enfrentarse a los más de 78 mil patrones registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Esto se representó en las cinco mil 500 revisiones del año pasado que verificaron el cumplimiento de las prestaciones laborales, señaló Juan Fernando Ramírez Arrona, director de Previsión Social de la dependencia.

Por su parte, el director general del Trabajo, Francisco Javier Balderrama Bautista, reconoció que la falta de recursos humanos es una pieza suelta a la hora de hacer inspecciones, pero afirmó que esto los ha orillado a redoblar esfuerzos para apoyar la campaña federal de trabajo decente.

En contraste, las condiciones laborales en el Estado distan mucho de ser buenas y, por el contrario, grupos numerosos lidian con bajos ingresos, extensas jornadas y falta de seguridad social. Además, las prestaciones las conocen sólo de oídas.

En la entidad 15 de cada 100 trabajadores tienen un ingreso de cero a un salario mínimo, lo que implica que 470 mil personas –suficientes para llenar ocho veces el Estadio Jalisco– sobreviven con menos de 68 pesos al día.

Balderrama Bautista instó a los patrones a dejar de ver la capacitación como un gasto, de manera que a través de ella se logre una mayor productividad y mayores ingresos.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, hasta el primer semestre este año, los ciudadanos trabajaban más de las 48 horas semanales límite que marca la Ley Federal del Trabajo poco más de 597 mil personas.

Prácticamente la mitad de la población ocupada trabaja sin prestaciones, y más de la mitad –50.9%– están en la Tasa de Informalidad Laboral, es decir, carecen de protección, seguridad social básica por parte de su trabajo o laboran en empresas que no están registradas, lo que los coloca en una situación de vulnerabilidad.

Actualmente, dijo el funcionario, hay diálogos entre todos los sectores productivos para orientarse a la capacitación. Además, de una mayor relación con la academia que formará cercanía con las empresas.

RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL
Patrones deben aprender a capacitar a sus empleados: Coparmex

Los empresarios deben aprender que con apuestas como la de la capacitación ganan tanto los trabajadores como las compañías, asegura el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Jalisco (Coparmex), José Medina Mora; comenta que es un tema en el que se debe avanzar.

El representante empresarial indicó que, si bien es cierto que se necesitan empresarios que generen empleo, esto debe darse dentro del marco de la responsabilidad social empresarial.

Respecto al inicio del “Operativo para promover el trabajo digno o decente, saludable y libre de violencia 2014” –promovido por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social federal– Medina Mora indicó que el sector empresarial sabe que hay que cumplir la ley y que su verificación es una facultad del gobierno. Con todo, solicitan que estas inspecciones no alteren los procesos productivos.

Con la aprobación de las reformas estructurales y sus leyes secundarias, el entorno económico es más positivo para lograr mejoras en las condiciones, lo que podría concretarse en los próximos dos o tres años, prevé Medina Mora.

Pero no todos son las optimistas: las malas condiciones en el trabajo no pueden enfrentarse con esfuerzos aislados como sólo la inspección, la capacitación o únicamente el aumento al salario –que actualmente promueven tanto el Partido Acción Nacional como Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno capitalino, de extracción perredista–, señaló David Foust, encargado del área de vinculación del Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal).

“Lo primero que realmente tendría que hacer el gobierno, si en verdad quisieran promover el trabajo decente, es hacer una convocatoria de un debate nacional amplio con participación de especialistas tanto del ámbito académico como productivo y analizar estas cosas desde un ámbito más integral”, dijo.

Para el representante de esta Organización No Gubernamental enfocada en la asesoría en asuntos laborales, el principal problema cuando se habla de la falta de un trabajo decente en México es la inexistencia de un diálogo sin represalias entre trabajadores y patrones, incluso para temas tan básicos como las condiciones de seguridad e higiene.

“Fácticamente no hay libertad de asociación, lo que implica que 86% de los asalariados no tienen representación sindical, y quienes la tienen no es real”, afirmó.

Esta falta de representación sindical ha resultado en una flexibilización del empleo, lo que implica una mayor facilidad para crearlos pero también para destruirlos, lo que deja a los trabajadores inermes en la mayoría de las condiciones.

A esto hay que sumar que los trabajadores no han sido capaces de suplir la falta de una representatividad real con una mejor organización, conocimiento de sus derechos y movilización, señaló Foust.

Presumen paz social

En contraste, Medina Mora afirmó que la en Jalisco la paz social es un hecho y que hay un constante diálogo entre los sindicatos, las empresas y el gobierno.

Esto se refleja en varias iniciativas en común, entre las que destacan el Programa de Capacitación para el Empleo, a través del cual se enseñan nuevas habilidades a personas desempleadas para funciones específicas para las que sí hay vacantes.

No hay semana que pase sin que se dé este diálogo, aseguró el presidente del sindicato patronal. Tal vez hay puntos por mejorar pero sí hay un tema en el que hay una buena comunicación es en el del empleo, aunque esto contradiga las mediciones de la misma Organización Internacional del Trabajo respecto al trabajo decente.

Las autoridades reconocen que los factores que influyen en la calidad del empleo son complejos, lo mismo que haya soluciones: “No tenemos una varita mágica que de la noche a la mañana cambie todo el contexto”, indica Francisco Balderrama Bautista, director general del trabajo en la STPS del Estado.

CLAVES
Indicadores sobre la situación del Trabajo Decente en México de la OIT, para cuatro ejes estratégicos:

Acceso Permiten valorar la composición del mercado laboral entre formal e informal, por nivel de ingresos de la población ocupada, por tiempo trabajado y aquellos que abiertamente buscan empleo (entre ellos existen hasta ocho indicadores).

Seguridad Muestran las condiciones en los centros de trabajo, recurriendo a variables como asegurados en el trabajo, además de accidentes y enfermedades de trabajo (tres indicadores).

Derechos Variables que muestran el cumplimiento de la ley federal del trabajo en términos de equidad de género, eliminación del trabajo infantil y formalización del trabajo (cinco indicadores).

Diálogo Indicadores que muestran el proceso de negociación obrero patronal, el cual se inicia con el proceso de emplazamiento a huelga, pasa a un proceso de conciliación y en caso de que no se llegue a ningún acuerdo se registra el estallamiento de huelga y/o culmina con la celebración de un contrato colectivo (cuatro indicadores).

LA CIFRA

6.05 Es la calificación de Jalisco, en un rango de 0 a 10, sobre la decencia de los empleos

0.42  Décimas bajó la calidad de los trabajos en el Estado

42 Inspectores son los que revisan a las empresas o negocios y observan las condiciones de los empleados

78 Mil Empresas existen en Jalisco que son susceptibles a ser visitados por inspectores de la STPS

5,500 Verificaciones realizó la STPS el año pasado, con los 42 inspectores de su plantilla

LA VOZ DEL EXPERTO
Condiciones indignas podrían traducirse en pobreza

Araceli Ortega Díaz (investigadora de Escuela de Gobierno: Tec de Monterrey

La ausencia de un trabajo decente en el país afecta todos los días a la productividad, a la salud y a la educación de los trabajadores y de sus hijos, señaló Araceli Ortega Díaz, directora de Investigación de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey.

Así, los jóvenes que actualmente terminan su carrera universitaria y se integran a la vida laboral no tienen un contrato estable, no les respetan sus derechos y no tienen protección social para sus familias.

“Esto va a generar problemas sociales, esas personas van a caer en pobreza en el futuro”, dijo la autora del estudio “Definiendo un Índice Multidimensional del Trabajo Decente en México”, que fue publicado por la Revista Mexicana de Economía y Finanzas, y que pronto formará parte de un libro.

Por su parte, Ángel Guillermo Ruiz Moreno, coordinador del Doctorado en Derecho de la Universidad de Guadalajara, indicó que en México se tiene a confundir el piso con el techo, es decir, que se conforman con ofrecer las condiciones mínimas que señala la Ley Federal del Trabajo, cuando éstas no aseguran un trabajo digno o decente.

El presidente de la Academia Mexicana de Derecho del Trabajo y la Previsión Social afirmó que la negociación colectiva, es decir, la que se da a través de los sindicatos, está aportando poco a los trabajadores: un pequeño aumento en el salario mínimo, unos pocos días más de vacaciones o un par de días más de aguinaldo.

Sin embargo, las condiciones que tienen los empleos actuales obligan a las personas a tener dos trabajos o a hacer horas extra –cuando las pagan como tales–, lo que roza condiciones de semiesclavitud, dijo.

Todos los actores han solapado un salario no remunerador, lo que violenta no sólo a la Ley Federal del Trabajo sino también a la Constitución, señaló.

Para mejorar estas condiciones el tema principal no es la inspección por parte de la autoridad, sino uno de educación, ética y valores, agregó Ruiz Moreno.

“Hay que tener conciencia de clase y clase en la conciencia: darles a los trabajadores un salario decente o un salario digno para que esa persona pueda sentirse parte de una sociedad que se mueve con equidad y con justicia, y no aprovechar las necesidades de otras personas”, dijo.

En el debate actual respecto al aumento en el salario mínimo, la posición de varios organismos empresariales,y de algunas autoridades, es que no puede darse un incremento si no está ligado a la productividad.

Destacó: “El gran problema es cómo medimos la productividad de un trabajador, de una empleada de mostrador, o de un albañil, porque no se trata de pagar a destajo. ¿Sujeto a una máquina donde no puedes ir al baño ni a tomar agua? Ahí tiene un grave problema ese tema de la productividad: ¿Se vale hacer harina a los demás para amasar fortuna?”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s