En 20 años, salario mínimo perdió un valor real de 20 pesos: ITESM

  • Jaime Zambrano
Aumentarlo permitiría a México a enfocarse en su mercado interno, elevar la producción y la inversión en infraestructura
 
 
 

En 20 años, el salario mínimo perdió su poder adquisitivo. En 1994, el salario mínimo tenía un valor de 20 pesos más que el actual. La propuesta para incrementar el salario mínimo en el país lograría elevar la producción y la inversión en infraestructura de México, sin embargo, se debe trabajar para dejar de usarlo como referencia para multas u otras sanciones.

Lo anterior lo expresó Ximena Echenique Romero, catedrática de la Escuela de Negocios y Estrategia del Tecnológico de Monterrey en Puebla, quien resaltó que en términos reales el salario mínimo mantiene una tendencia de caída de su valor adquisitivo.

Destacó que si se considera que durante la mitad de la década de los 90 correspondía a 78.84 pesos, la relación para 2014 es de 57.98 pesos. “Esto significa que si estuviéramos en 1994, el poder adquisitivo del salario mínimo sería 20.86 pesos menor”, mencionó Echenique Romero.

En entrevista, la académica señaló que entre 1994 y 1995 el salario mínimo cayó en términos reales 10.68 pesos, cayendo nuevamente en 1996, 7.11 pesos. A partir de estas caídas, su poder adquisitivo fue mermándose cada vez más, ya que desde estos años no ha habido una recuperación por arriba de los 10 pesos, los máximos incrementos han sido de 0.42 en 2002 y 2004, 1.21 pesos en 2008. Y en este 2014 el salario incrementó 0.7 pesos.

“El incremento del salario mínimo no sólo repercutiría en un aumento de su poder adquisitivo, sino también dejaría de considerarse como índice de referencia para otros precios. Por ejemplo, hoy día la fijación de multas o becas escolares se realiza con base al salario mínimo, por lo que si éste sube también lo hacen estos rubros”, comentó.

Echenique Romero señaló que el hecho de que se busque un incremento es una respuesta a la política económica que México.

“Durante años se ha tratado de evitar que exista un proceso inflacionario que se detecta por el aumento de la cantidad de dinero en circulación; sin embargo, esto no ha beneficiado a incrementar la competitividad del país”, apuntó.

Señaló que el incremento del salario mínimo permitiría a México a enfocarse en su mercado interno, elevar la producción y la inversión en infraestructura.

“Se haría un cambio en la fijación de precios que existe en México, lo que igualmente sería un reto para la política económica, pues sería necesario definir nuevos parámetros para establecerlos”, resaltó la investigadora.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s