Tiembla en Monterrey; ó El Noreste no es asísmico

02/03/2014 14:18 Aracely Garza / corresponsal

MONTERREY, 2 de marzo.- El Servicio Sismológico Nacional reportó untemblor, el cual se registró a 42 kilómetros al este de Cadereyta, con una intensidad de 4.3 grados.

A través de las redes sociales, los usuarios mencionaron que elmovimiento telúrico se sintió fuerte en el centro de Monterrey.

Según la página de SMN, la hora en que ocurrió fue a las 11:30.16. Hasta el momento no se reportan personas lesionadas o daños en construcciones.

Los temblores cada vez se hacen más comunes en el área metropolitana de Monterrey y en la llamada región citrícola.

dgp

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/03/02/946499

 

(sobre aviso no hay engaño):

Tres fallas geológicas amenazan Monterrey (y la Sierra Madre)

 | July 26, 1986 |  1986 |  1986 |  1986 |   1986 |   1986 |   1986 |  1986 |   1986 |    1986 |  1986 | 

Por: Yolanda Barrera | El Norte | Cultural | Reportaje

Monterrey es un punto geográfico en el que concurren tres grandes fallas geológicas: La de San Marcos, la de Galeana y la de Torreón, lo que representa un gran riesgo pues en cualquier movimiento puede  reactivarse, dijo el Doctor en Geología  José  Francisco Longoria.

“La reciente reactivación de las fallas de Galeana y Torreón son un eco del Sismo que México vivió en Septiembre y de los movimientos de la falla de San Andrés, pero desgraciadamente siempre se necesita de una catástrofe para hacer caso de estos hechos”.

“Decir que Monterrey se encuentra en una región asismica es un error, porque en México hay muy pocas regiones asisimicas, lo que pasa es que los movimientos han sido de baja intensidad como para que el humano los detecte, para ello deben usarse aparatos especiales” Expreso Longoria.

El vino invitado por el Colegio de Arquitecto de Nuevo León y en el Centro Cultural Alfa, hablo de “Riesgos Geológicos en las Urbanizaciones” dijo que pensando en térmicos de millones de años en monterrey podría suceder lo que ahora pasa con la falla de San Andrés.

Longoria, es regiomontano egresado de la Facultad de Ciencias Biologías de la UANL y actualmente reside en Dallas, Texas, es Doctor en Geología de la Universidad de esa ciudad y profesor del Departamento de Geociencias de la misma.

“Desde el punto de vista geológico, las fallas que afectan Monterrey, son una analogía que puede compararse con San Andrés, pero la diferencia es que esta es una falla actual o activa, mientras que las otras son antiguas o inactivas.

“Solo se reactivan de tiempo en tiempo, pero un gran problema es que en México no existen comisiones encargadas de vigilar el avance de estos fenómenos, que aunque no se perciban crecen con el transcurrir del tiempo” 

Sin ganas de alarmar la comunidad regiomontana y con la intención de concientizarla, Longoria expreso que el gobierno debería crear una comisión encargada de vigilar constantemente estos fenómenos para así tratar de prevenir catástrofes sorpresivas.

“No es alarma, se trata de que la gente tome conciencia, malamente se cree que Monterrey es una zona asismica y sin volcanes”, dijo, “Que sus volcanes no tengan actividad es una cosa, pero no debe olvidarse el Cerro del Topo Chico y el Cerro de la Silla.

Este cerro emana aguas termales es cuyo interior existe lava, además ¿Por qué pensar que los cerros están conformados sólidamente, algunos solo son cascaron y otros además los maltratan indiscriminadamente, quien asegura que no podrán derrumbarse?”.

Longoria ya había pronosticado las fallas de Galeana y Torreón desde hace muchos años, cuando en 1978 empezó a realizar un estudio geológico que incluyo a Nuevo león, Coahuila y Tamaulipas pero no lo anuncio a la comunidad científica norteamericana, hasta que no tuvo las suficientes pruebas.

“Estudie los cerros  la investigación culmino con un modelo tectónico necesario para entender los procesos de los fenómenos, en ese estudio concluí diciendo que existen fracturas en el norte de Matehuala que llegan hasta el sur de Monterrey.

“Estos   se extienden hasta Torreón, cuya fractura es muy vieja”

Cuando así lo manifestó ante la comunidad científica que asistía a un seminario internacional,  Longoria dijo que, ahí se dieron todo tipo de reacciones, que fueron desde el escepticismo hasta el rechazo total o la aprobación.

El pronóstico del posible comportamiento de estas fallas. Longoria lo publico en julio de 1985 en la revista científica de más prestigio dentro de la actividad geológica norteamericana llamada “Geology” que circula por casi todos los países del mundo.

“Una falla siempre es un constante peligro geológico” Explico Longoria, un peligro cuya magnitud no puede precisarse si no se somete a estudios; desafortunadamente, no se realiza ninguno en el Noreste del País

“Las fallas existe porque son fenómenos naturales de la tierra, ya que éste es un globo en constante movimiento. Esta reactivación que se sintió recientemente en Galeana y Torreón, podría haberse detectado con anterioridad, si pueden darse las predicciones geológicas”

Longoria informo que el deslizamiento de las fallas generalmente se debían a un rebote de los movimientos ocurridos en toda la placa tectónica, compuesta por el espacio de países como México, Canadá, Estados Unidos y Alaska, en los que cuando su terreno se movía, llegaba a romperse.

Para evaluar el estado actual de la geología ambiental y sus riesgos geológicos naturales, el Dr. José Francisco Longoria sobrevoló el área metropolitana junto con (su hermano) el Arq. Jorge Longoria, del Colegio de Arquitectos de Nuevo León.

“Vimos los desarrollos urbanos y su ubicación en el contexto geológico, en ellos  existen dos peligros importantes: los drenajes naturales de la sierra, las pendientes abruptas y los daños artificiales causados por el hombre, como las canteras abandonadas del Cerro de las Mitras.

“Como los nuevos desarrollos urbanos mal ubicados en la Estanzuela, porque llegan hasta arriba de las faldas de la sierra y cuando llueve, por eso se presentan grandes riesgos, porque ahí no debería haber asentamientos humanos”. Expresó.

Él dijo que cada vez que volvía a Monterrey que era muy seguido lo encontraba más deteriorado.

Longoria dijo que para prevenir y diagnosticar las fallas en la tierra primero debería hacerse un estudio geológico del área y luego evaluar los drenajes naturales de las aguas que provocaban derrumbes durante las lluvias.

Y agrego que lo que en segundo lugar debería hacerse, era un plan maestro en el que se daban a conocer las proposiciones de los riesgos de construcción, acompañados de mapas que señalaran las áreas de mayor susceptibilidad para los derrumbes, así como la reglamentación para el tipo de construcción.

“Todo acompañado de un grupo de científicos como los geólogos, reunidos con elementos colegiales, como es el caso del Colegio de Arquitectos y apoyarse en una legislatura”.

El Gobierno debe reglamentar las urbanizaciones pero debe recibir asesoría por parte del organismo colegiados como lo es el Colegio de Arquitectos  

 

El pronóstico del posible comportamiento de estas fallas, José Francisco Longoria lo publicó en Julio de 1985 en la revista cientifica de mas prestigio dentro de la actividad geológica norteamericana llamada “Geology” que circula por casi todos los países del mundo.

 

Esta grieta que abrió en Torreón puede afectar muy seriamente el suelo de Monterrey

 

Las grietas que partieron en dos parte del suelo de Torreón, son un problema para el tráfico vehicular

 

Algunas personas sin medir el peligro trataban de conocer la profundidad de las grietas en Torreón.

http://www.movimet.com/1986/07/tres-fallas-geologicas-amenazan-monterrey/ 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s